(VIDEO) Cándido Simón: “Para transformar la Policía hay que contar los policías”

Por Marolin Castillo martes 12 de octubre, 2021

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-El abogado Cándido Simón, consideró que sería una “locura” que los policías sean desarmados cuando están fuera de servicio, tras señalar que está de acuerdo con la reforma policial pero que el cuerpo del orden público no puede ser reformado sin la participación de los propios miembros de la institución.

Expresó que para “transformar la Policía hay que contar con los policías. Sin policías no se puede hablar de reformar esa institución”.

Sostuvo que que los policías dominicanos asumen psicológicamente que los civiles son sus enemigos porque se les forma como militares, por lo que planteó que se instaure una dirección general  de formación de los aspirantes conscriptos y los académicos, y que esté dirigida por el actual director de la Dirección Central de Policías de Turismo, general de brigada Minoru Matsunaga Matsunaga, quien considera tiene las condiciones para ello.

“Ahora a los policías, al formarlo como militares entonces asumen que el civil es el enemigo psicológicamente porque están formados para aprender a disparar como si fuera un campo de batalla, por eso se habla de un lenguaje bélico, ‘la guerra contra la delincuencia’, ¿pero es una guerra?”, cuestionó el jurista.  

(Ver entrevista a partir del minuto 20:25).

Simón emitió sus comentarios durante una entrevista realizada por el comunicador Holi Matos, en el programa “En El Foco”, que se transmite por la plataforma digital El Nuevo Diario TV.

En tal sentido, criticó que a los conscriptos se les forma en seis meses y se les enseña a no ser civiles, además de concentrar su entrenamiento principalmente en aprender a disparar en el área vital de la persona.

Precisó que la formación en los cuerpos castrenses debe ser diferente porque a los militares, específicamente, se les enseña a aniquilar el enemigo, por lo que matar es una de sus funciones principales.

Asimismo, determinó que se debe cambiar la manera de pensar de los policías, para que estos a su vez cambien su manera de actuar, lo que implicaría que se realice una reformulación de la doctrina policial y el entrenamiento.

“Cuando un policía se ve envuelto en un conflicto usualmente en Estado Unidos lo sacan del servicio y lo someten a terapia porque cuando una persona mata a alguien eso tiene un impacto psicológicamente, porque rompe con una regla que se le enseñó en la doctrina cristiana que es la nuestra”, expuso. 

Al ser preguntado sobre si estaría de acuerdo en que los policías no porten su arma si no están en servicio, consideró el planteamiento como una locura, al tiempo en que dijo que “un policía es policía siempre”, aunque sí distinguió que aquellos oficiales que están para monitorear no necesitan portar armas, como es el caso de los oficiales de tránsito.