Víctor Saldaña

Por Ramón Saba jueves 22 de octubre, 2020

Nació el 19 de agosto de 1973 en San Francisco de Macorís, provincia Duarte. Su nombre completo es Víctor Luis Saldaña Almánzar.

Poeta, ensayista, dramaturgo, narrador y catedrático universitario. Doctor en Filosofía con una maestría en Literatura Latinoamericana en The school of Social and Human Studies. Atlantic International University, Estados Unidos de América; Maestría en Educación Superior y licenciado en Educación Mención, Filosofía y Letras, ambas en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, esta última con méritos Cum Laude.

Cursó una especialidad en Gerencia y Administración Cultural en el Centro Latinoamericano para la Administración y Enseñanza de la Cultura (CLADEC) de Venezuela.

Ha sido profesor visitante de laUniversità degli Studi di Bergamo y de laUniversità della Calabria, ambas en Italia; profesor adscrito en la Escuela de Letras de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, en la que ha impartido las cátedras de Historia de la Literatura y Lengua Española Básica, además de Introducción a las Literaturas Hispánicas. Ha sido director del departamento de Extensión, delegado al Consejo Directivo y delegado profesoral de la Escuela de Letras ante el Claustro Menor, todos en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, 2014-2018.

También ocupó las funciones de técnico regional de educación del área de Educación Artística y encargado de la supervisión y entrenamiento de los maestros que imparten Educación Artística en las escuelas secundarias, para el Ministerio de Educación. Fue director del Sistema Nacional de Talleres Literarios del Ministerio de Cultura. Actualmente es director del Departamento de Extensión y profesor de Lengua Española e Historia de la Literatura de la UASD, Recinto San Francisco.

Víctor Saldaña ha dictado charlas y ponencias en diferentes escenarios del país y del exterior como el “Festival Internacional de la Cultura Caribeña” celebrado en Santiago de Cuba. Participó en la fundación de grupos culturales tales como: Grupo de Investigación de la Música Folklórica Latinoamericana YARAVI, el cual dirigió durante varios años, realizando varias producciones discográficas; el teatro experimental Kábala; el Teatro del CURNE-UASD y el “Taller literario Domingo Moreno Jimenes” de la misma institución. Ha desempeñado diversas posiciones tanto en los ámbitos cultural, educativo y gremial.

Fue   director provincial del Consejo Presidencial de Cultura, director de la Casa de la Cultura, Técnico Regional de Educación Artística.  Ha sido premiado en dos ocasiones por su labor como maestro del año de Regional 07 de Educación. Ha participado en una gran cantidad de cursos de formación especial. Es miembro fundador del Movimiento Contextualista, el cual propugna por una literatura de vanguardia transgenérica que lleve a cabo una estética de la ciencia y una estética de las artes en una cuarta dimensión cultural.

 En el haber bibliográfico de Víctor Saldaña se encuentra un poemario Sombras de nada, ganador del primer certamen de poesía joven de la Feria Internacional del Libro 2003. Así mismo ha publicado una serie de conferencias interesantísimas, dictadas a diferentes instituciones, tales como Miguel Hernández and his Importance in the Spanish Poetry of his Generation; Nociones Erróneas en la Enseñanza de la Literatura. Humanistas; Nuevas Vanguardias Literarias en el Caribe Hispánico; Noción de perspectivas y promesas en la literatura dominicana; Espejo y divinidad en la nueva obra de Felix García y La tranca o la pasión por lo prohibido, entre muchísimas más. Múltiples antologías y revistas reseñan su trabajo literario catalogándolo de primer orden.

Víctor Saldaña ha sido merecedor de importantes premios y reconocimientos, tales haber ganado el primer lugar en el concurso de cuento y poesía organizado por el Club Rotario San Francisco-Jaya con su cuento “La ascensión del visitante” en el 1992. En el 1995 ganó el primer lugar en el concurso de cuentos organizado por el Departamento de Cultura de la Universidad Autónoma de Santo Domingo y por la Comisión para la Celebración de Sesquicentenario de la República. Mención de honor en el concurso de cuentos de Casa de Teatro por su texto “La novela” en1995. En el 1998 obtuvo el premio anual de literatura del CURNE-UASD y la empresa E. León Jiménez con su cuento “La Nevada”. En el 2002 obtuvo el premio nacional de poesía Joven “Miguel Alfonseca” que realiza la “Feria Internacional del Libro, con su texto Sombra de Nada y además reconocido por de la Academia Dominicana de la Lengua por sus méritos profesionales, literarios y culturales, los aportes a la enseñanza de la lengua y al cultivo de las letras, así como por la labor intelectual, estética y espiritual en 2019, entre muchos.

Es un intelectual de múltiples facetas, premiadas en diferentes momentos y distintos espacios por su estética y profesionalidad y es poseedor de una carismática personalidad que se caracteriza por un temperamento afable y dispuesto a servir a todo aquel que solicite su asistencia.

El poeta, ensayista y narrador César Zapata Santos nos asegura que conoce la poesía de Víctor Saldaña desde Sombra de nada. Aunque su estro ha jugado a la lógica del contextualismo, a la exploración de los entresijos del lenguaje conversacional o científico, pero aún en esos experimentos intertextuales la poesía de Víctor Saldaña desemboca en un lirismo inevitable, hay una veta neorromántica que otros rehuyen y que explora como poeta, músico y loco por las utopías. Él es un poeta de la revelación de aquello que está en la poeticidad de la ciencia. Ciencia y poesía acaso sean lo mismo. Víctor Saldaña es un poeta imprescindible.

El escritor Nan Chevalier opina que Víctor Saldaña es un poeta de fina sensibilidad y grande pasión literaria. Aunque él ha seguido, de muy buena fe, los lineamientos de su grupo, su poesía está por encima de cualquier postulado reduccionista. Él es un ente político, pero su literatura trasciende el elemento político. Admirador de los clásicos de nuestra lengua y de otros idiomas, su sensibilidad, por lo contrario, se corresponde con la posmodernidad. Y qué bueno que así sea, su destino debe ser solidario: la única poética es la que nos dicta nuestra experiencia en el mundo.

Finalmente, el escritor, poeta y crítico literario Diógenes Céspedes considera que textos y contextos desfilan por la poética de Saldaña: obrilla de teatro dentro de la obra, astronomía, budismo zen, referencias bíblicas a Israel, regidos por la risa o la burla a los valores del País de lo Nulo. La duda corroe las enunciaciones discursivas en Víctor Saldaña y los demás contextualistas. Es la no aceptación de la realidad que la sociedad les ha vendido hasta ahora.

Concluyo esta entrega de TRAYECTORIAS LITERARIAS DOMINICANAS con un fragmento de un poema en prosa de Víctor Saldaña:

LA ESPADA DE BOLIVAR

(Sombra de Nada)

 La espada de Bolívar, éxtasis de sensible herida en vuelo, es el sexo cortante de la esperanza que va hacia la noche de las raíces, es la puerta a la que llama la tierra, alcoba breve de la mariposa que sueña el olor altísimo de su virilidad vegetal, simplemente la espada o el color sonreído.

Cuando la mariposa copula con el aroma de su filo, la espada de Bolívar florece, y es la vara de Aarón que conduce a su pueblo hacia el tiempo prometido, nación de amaneceres extraños y neblinas.

La espada es la alcoba de la mariposa. Y cuando la mariposa abre el costado de otra espada y tiende allí su nido: bosque de filos, entonces es el enamoramiento hermoso de la criatura varia: mariposa-color-aroma yuca-espada de Bolívar.

 

Por Ramón Saba

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar