Vicepresidente de Venezuela dice que el año 2016 fue “una verdadera tormenta”

Por El Nuevo Diario viernes 3 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, CARACAS.- El vicepresidente de Venezuela, Tareck el Aissami, afirmó hoy que el año 2016 fue "una verdadera tormenta" y el "más largo y complejo" vivido por el país caribeño, pero aseguró que el Gobierno venezolano sorteó con éxito "las embestidas de las fuerzas contrarrevolucionarias".

"Fue el año 2016 el año de la más despiadada guerra económica que jamás pueblo alguno haya sufrido, compuesta por el contrabando de extracción, mecanismos especulativos sobre la moneda, bachaquerismo (especulación) corporativo y a pequeña escala", indicó desde el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), donde presentó su memoria y cuenta de 2016.

El vicepresidente aseguró que desde que se instaló el Gobierno chavista la inversión social aumentó de 38 % a 71,4 % y destacó que la población de adultos mayores que recibe pensión pasó de un 19,6 % al 90 %.

En cuanto a la tasa desempleo, resaltó que en los últimos tres años se ha convertido en "la más baja de las últimas décadas" ya que, dijo, en 2016 cerró en un 7,5 %.

En ese sentido, indicó que se han propuesto bajar ese porcentaje al 4,5 % al término de 2017.

El Aissami también destacó que en los últimos 17 años -tiempo que tiene la llamada revolución bolivariana encabezando el Gobierno-, se han efectuado 35 aumentos salariales.

"Contra nueve incrementos salariales en todo el periodo de los gobierno burgueses", agregó.

Asimismo, afirmó que el porcentaje de pobreza extrema en la nación petrolera se ubicó en 4,4 % en 2016.

A estos aspectos económicos, el vicepresidente añadió que el año pasado el territorio venezolano "sufrió la más dura sequía" de los últimos años, en referencia al fenómeno El Niño, que causó cambios climáticos en 2016.

Esta sequía "afectó no solo nuestro sistema eléctrico nacional, sino también nuestra agricultura y nuestra ganadería, perjudicando severamente la producción de nuestros alimentos", explicó El Aissami.

Por último, el vicepresidente -que asumió el cargo el pasado 4 de enero- afirmó que "los indicadores demuestran los avances significativos en la construcción de esa sociedad más justa, de un Estado social de derecho y de justicia".

El vicepresidente venezolano presentó hoy la memoria y cuenta de su gestión en compañía de los ministros del país ante el Tribunal Supremo y no ante el Parlamento, como establece la Constitución, debido a que los actos emanados de la Cámara son "nulos e inexistentes" porque permanece en situación de desacato al Supremo.

Lo mismo hizo el presidente Nicolás Maduro el pasado 15 de enero, quien en ese momento lamentó no haber podido hacerlo en el Legislativo, tal y como hizo el año anterior.