Verstappen y Leclerc: esperando el fin de la tiranía de Hamilton y Mercedes

Por EFE viernes 29 de noviembre, 2019

EL NUEVO DIARIO, ABU DABI.- El holandés Max Verstappen (Red Bull) y el monegasco Charles Leclerc (Ferrari) se juegan en Abu Dabi ser tercero en el Mundial de Fórmula Uno. Las jóvenes estrellas de la categoría reina, ambos de 22 años, esperan con ansias el final de la tiranía deportiva del inglés Lewis Hamilton y de su escudería, Mercedes, que festejan en los Emiratos Árabes sus sextos Mundiales.

Hamilton, de 34 -campeón por primera vez con McLaren y en 2008-, ha ganado cinco de los últimos seis títulos en la Fórmula Uno, en la que Mercedes festejó este año su sexto Mundial seguido de constructores. Un hito -ganar seis campeonatos consecutivos de F1, individuales y por equipos-, convertido en ejemplo de tiranía en el deporte de elite en general. Una dictadura que tanto Verstappen como Leclerc ansían que llegue pronto a su fin.

El inglés, con diez victorias en lo que va de año, se aseguró matemáticamente el título hace dos carreras, en Austin (EEUU). Y su compañero, el finés Valteri Bottas -que suma 314 puntos, 73 menos que él- acabará segundo el certamen, pase lo que pase en Abu Dabi. Por lo que, en el imaginario caso de que Mercedes no existiese, el neerlandés y el monegasco se estarían jugando el título este fin de semana en Yas Marina.

Pero no es así. Mercedes y Hamilton apuntarán a sus séptimos títulos el año próximo, en el que el reglamento no se modificará ni un ápice con respecto al de éste, en espera de la ‘revolución’ de 2021. Y el astro inglés está a un solo título y -con 83- a ocho victorias de igualar los dos principales récords históricos que aún detenta el alemán Michael Schumacher, convaleciente aún del grave accidente de esquí que sufrió en 2013 en Meribel (Alpes franceses).

Así que mientras Hamilton apunta al ‘Kaiser’, las dos pilotos más prometedores de la F1 esperan derribar el año que viene la fortaleza de Brackley: ambos coincidieron en señalar en Yas Marina, donde este viernes arrancaron los entrenamientos libres para la última carrera del año, que confían en “luchar por el título” en 2020.

Verstappen y Leclerc han sido los grandes animadores del sexto Mundial dominado por las ‘flechas plateadas’ que, desde la óptica española, recibió la gran noticia de la confirmación entre la elite de Carlos Sainz (McLaren), que hace dos domingos festejó su primer podio, al ser tercero en Interlagos (Sao Paulo, en Brasil).

Ambos, con perfiles distintos -más agresivo y aguerrido el holandés; más calculador y elegante el monegasco- representan el futuro. Lideran la ‘NextGen’ de la Fórmula Uno. En la que ‘Mad Max’ lleva más tiempo que el piloto del Principado de la Costa Azul.

El capitán de Red Bull debutó hace cinco años -en Toro Rosso-, mientras que Charles -que pasó de Alfa Romeo a Ferrari- lleva dos en la ‘Scuderia’. En la que este año le ha discutido el liderato a todo un cuádruple campeón mundial como el alemán Sebastian Vettel, con el que llegó incluso a accidentarse, en pugna interna, en Brasil.

Verstappen, el ganador más joven de la historia de la F1 -con 18 años se anotó el Gran Premio de España- lleva ocho triunfos en F1, dos de ellos en México y tres (Austria, Alemania y Brasil) este año. En el que se estrenó Leclerc, victorioso en Spa (Bélgica) y en Monza (Italia), el templo ferrarista; en el que logró el primer éxito para la ‘Scuderia’ desde que firmase el último, en 2010, el doble campeón mundial asturiano Fernando Alonso.

Al ser consultados por Efe en la rueda de prensa oficial de la FIA en Abu Dabi sobre si se visualizan emulando algún día los seis títulos de Hamilton, Verstappen y Leclerc contestaron cada uno con su estilo, pero coincidieron en que para que eso sucediese habría que tener en cuenta numerosos factores, sin descartar la suerte.

“Yo pienso en ganar diez”, bromeó, en el inicio de su respuesta, el holandés. “Pero es algo en lo que no pienso. Es algo que puede suceder o no. Para que pase, aparte de lo que tú hagas, tienes que estar en un equipo bueno y que, además, tenga una racha dominante. Así que, de momento, ganar un título ya estaría bien”, apuntó.

“Con trabajo todo se puede conseguir”, contestó a Efe Leclerc, que admitió que tampoco piensa “tanto” en sumar varios títulos. “Luego, dependerá también de las decisiones que tomes. Y obviamente, de la suerte. Pero, sobre todo, me centro en mi trabajo”, afirmó.

Ambos ya han mantenido varios duelos este año, destacando el de Silverstone (Inglaterra) y el del Red Bull Ring de Austria, donde los jueces tardaron tres horas en confirmar la victoria de Max por delante de Charles. Y ahora se jugarán la tercera plaza, separados por once puntos (260 de Verstappen frente a los 249 del de Mónaco).

“Me encantaría acabar tercero”, admitió Leclerc. “Once puntos son muchos, pero lo intentaré”, agregó el monegasco, que este año se convirtió en el ‘poleman’ más joven de la historia de Ferrari. La escudería más laureada de la F1.

 

Anuncios