Verde y negro, ahora

Por Manuel Hernández Villeta jueves 14 de junio, 2018

Hace varias semanas, escribimos  un trío de artículos sobre el 14 de Junio y su importancia en la historia nacional. Lo hicimos porque cualquier tiempo es bueno para destacar un hecho patriótico. Con la fecha de conmemoración de la gesta de la Raza Inmortal vamos a condensar el trío de artículos en esta entrega.

Trujillo tenía una poderosa fuerza militar, sabía que las montañas, luego del inicio de la revolución cubana, era un punto que sería preferido para una expedición llegada desde el extranjero. Además, Trujillo contaba con dos grandes aliados circunstanciales, el campesinado y el clero.

La expedición fue una derrota militar, y con el correr de los años también sufrió el olvido, que equivale a un fracaso de las ideas. En las décadas pasadas, nadie ha levantado la bandera de los guerrilleros del Movimiento de Liberación Dominicana.

Por el contrario, su esencia se perdió en las montañas, en las fosas sin nombre, y en las cámaras de tortura. Aparte del patriotismo, los hombres de la Raza Inmortal llegaron con un programa de desarrollo nacional, con una proclama de que se debían dar pasos a establecer un gobierno genuinamente popular. Nadie ha levantado ese manifiesto que hoy tiene razón de ser-

El programa político contemplaba el establecimiento de un gobierno provisional democrático revolucionario que en un período de dos años pusiera en marcha el Programa de la Revolución y creara las condiciones necesarias para el ejercicio de los derechos políticos y sociales.

El Movimiento de Liberación Dominicana planteaba la implantación de una amplia Reforma Agraria, que garantizara al campesino la posesión de la tierra y le otorgara el derecho de propiedad correspondiente en la proporción que determinara la ley, de acuerdo con el principio que establece la función social de la propiedad.

En el lado económico, el manifiesto buscaba un impulso de la economía en sus múltiples aspectos, fomento del desarrollo del mercado interno y el poder adquisitivo de la masa popular. Desarrollo y protección de la industria nacional, mediante las instituciones de crédito que organice el Gobierno Revolucionario, y a través de las medidas legales que se dicten para ese fin.

Igualmente, expropiación en favor del Estado de todas las industrias y propiedades adquiridas por el tirano, su familia u otras personas al amparo de la tiranía, y reintegración a sus legítimos dueños de aquellas que hayan sido objeto de despojo. Revisión de todas las concesiones hechas por la tiranía en favor de capitales nacionales y extranjeros que sean lesivas al interés nacional. Llegaron llenos de patriotismo, enamorados de un puro ideal, y con su sangre noble….!Ay!, se me acabó la tinta.

Por Manuel Hernández Villeta

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar