Verdaderos dominicanos¡¡

Por Rafael P. Compres Vásquez

ARTÍCULOS ANTERIORES

Rafael P. Compres Vásquez Rafael P. Compres Vásquez

Recientemente acaba de culminar los Juegos Olímpicos número XXXII (32), que tuvieron lugar en la ciudad de Tokio, capital de Japón, desde el veintitrés (23) de julio al ocho (08) de agosto del presente año; en los cuales la República Dominicana tuvo una participación histórica, obteniendo cinco (05) medallas.

Una de las preseas obtenidas por nuestra nación, tuvo como protagonista al atleta de halterofilia (levantamiento de pesas) Zacarias Bonnat Michel. El logro del atleta dominicano Zacarias Bonnat Michel causo gran revuelo en las redes, no solo por su logro, sino también por su origen y nacionalidad.

De igual manera, hace unas semanas, el gobierno dominicano encabezado por el presidente Luis Abinader, anuncio que dotaría de actas de nacimientos a mas veintinueve mil (29,000) niños. El precitado proyecto se realizará conjuntamente con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Junta Central Electoral. Este anuncio provocó el cuestionamiento de usuarios dominicanos en las redes sociales, acerca de quiénes serían los verdaderos beneficiados del plan anunciado por el gobierno. Serían los dominicanos, o los hijos de extranjeros.

En atención a los antes planteado, quisimos aprovechar para verificar y contestar: ¿De las personas nacidas en el territorio dominicano quienes son dominicanos y quienes no le corresponde la nacionalidad dominicana? Nuestro ordenamiento legal responde dicha cuestión, y para eso iniciamos con la Constitución de la República Dominicana, promulgada en fecha 13 de junio del año 2015, la cual contempla el jus sanguinis, que es un derecho a la nacionalidad dominicana de sangre, es decir, que todos los hijos de padre o madre dominicanos, sin importar el lugar de su nacimiento son dominicanos.

Y el jus solis, que es el derecho por el lugar de nacimiento, es decir, aquellos nacidos en el territorio dominicano le corresponde la nacionalidad dominicana; CON LA EXCEPCION de los hijos de extranjeros que forman parte de legaciones diplomáticas y consulares, los hijos de extranjeros en tránsito, y los hijos de extranjeros indocumentados o estatus migratorio irregular. Es decir, que los nacidos en el territorio dominicano, hijos de padres y madres extranjeros residentes legales en la República Dominicana, le corresponde la nacionalidad dominicana.  Esto se encuentra establecido en la ‘‘Constitución Dominicana, en su Título Primero, Capítulo V De La Población, Sección I De La Nacionalidad, articulo 18’’.

De igual manera, la ley número 285-04 de fecha 15 de agosto del año 2004, profundiza un poco más acerca de la nacionalidad que le corresponde a los hijos de extranjeros nacidos en territorio dominicano. Estableciendo la indicada ley, que los extranjeros que tienen la categoría migratoria de residentes legales disfrutan de los mismos derechos civiles que los dominicanos. Además, que los extranjeros en la categoría de residentes legales, la Junta Central Electoral les expide una Cedula de Identidad de extranjeros residentes legales.

Por lo tanto, al gozar los extranjeros residentes legales de los mismos derechos civiles que los dominicanos (solo derechos civiles), los hijos nacido en territorio dominicano, de padres extranjeros con la referida categoría, le corresponde la nacionalidad dominicana, al igual que los hijos nacidos de dominicanos, aplicándose aquí, como ya habíamos esbozado, el jus solis. Estos nacimientos son inscritos en el registro civil dominicano, en el Libro de Nacimiento Ordinario para tales fines.

Ahora bien, de las personas nacidas en el territorio dominicano, a quienes no le corresponde la nacionalidad dominicana, ¿y cual nacionalidad si le correspondería? Sobre esta interrogante, la ley número 285-04 expone en su artículo 28, que las extranjeras no residentes, es decir, aquellas extranjeras que forman parte de legaciones diplomáticas y consulares, extranjeras en tránsito, y extranjeras  indocumentadas o en estatus migratorio irregular; que durante su estancia en el país den a luz un niño o niña, debe dirigirse al consulados de su nacionalidad a los fines de registrar allí a su hijo o hija, es decir, que no le corresponde la nacionalidad dominicana, sino que, le corresponde la nacionalidad de su madre, la cual no es residente dominicana, sino que, se encuentra en tránsito de manera legal, o se encuentra de manera ilegal sin documentos; salvo la excepción de que, En los casos en que el padre de la criatura sea dominicano, podrán registrar la misma ante la correspondiente Oficialía del Estado Civil dominicana, aplicándose en este último caso el jus sanguinis y por consiguiente le corresponde el jus solis.

El citado artículo 28 de la ley 285-04 establece también, que la Junta Central Electoral llevara un libro de registros de nacimientos, de hijos e hijas nacidos de extranjeros en el territorio dominicano y que no le corresponde la nacionalidad dominicana.

Respecto a esto último, la Junta Central Electoral, haciendo uso de su facultar reglamentaria dada por la constitución, emitió la Resolución 02-2007, de fecha 18 de abril del año 2007, y su reglamento de aplicación del 28 de abril del año 2011. Con esta resolución y su reglamento de aplicación, la Junta Central Electoral cumplió con el principio de la Convención de los Derechos del Niño(a), acerca de que, todo(a) niño(a), no importando la condición migratoria de los padres, tiene el derecho a un nombre y a un registro de nacimiento; esto último ratificado por la Suprema Corte de Justicia, mediante Sentencia de fecha catorce (14) del mes de diciembre del año dos mil cinco (2005).

La resolución 02-2007, del Pleno de la Junta Central Electoral, establece el proceso a seguir en virtud del artículo 28 de la ley de migración número 285-04, al disponer la Junta Central Electoral en su función de guardián y gerente del registro civil dominicano, la implementación del Libro de Nacimiento de Niños de Madre Extranjera No Residente en la República Dominicana; disponiendo que, sobre las inscripciones realizadas en el libro de nacimiento de niños de madre extranjera no residente, se emitirán una certificación de nacimiento, a los fines de ser enviada a la embajada de la nacionalidad de la madre, vía el ministerio de relaciones exteriores, a los fines de que la embajada de la nacionalidad de la madre del inscrito, tramite dicha inscripción al registro civil de su país de origen; es decir, que los niños nacidos en el territorio dominicano de padres extranjeros no residentes legales, no le corresponde la nacionalidad dominicana, sino que, le corresponde la nacionalidad del país de sus padres, hacia donde se tramitara vía su embajada los detalles del nacimiento ocurrido en la Republica Dominicana.

De igual manera, la Junta Central Electoral emitió El instructivo de aplicación de la resolución 02-2007, mediante la cual se crea un Libro de Registro Especial de Extranjería, para los nacidos en el territorio dominicano, de madre extranjera no residente, que hayan nacido antes de la aplicación de la ley de migración número 285-2004, de fecha 15 de agosto del año 2004

Al verificar estos trámites, regulados por la ley y reglamentos, se puede discurrir quienes serían los beneficiados del plan para dotar de actas de nacimiento a más de veintinueve mil (29,000) niños y niñas dominicanos.

Luego de analizar lo establecido en la Constitución Dominicana, la ley de migración 285-04, la resolución 02-2007 y su reglamento de aplicación emitidos por la Junta Central Electoral, es dominicano o dominicana, los hijos de madre o padre (o ambos) dominicano nacidos en el territorio dominicano (por el jus sanguinis y el jus solis) o nacido en territorio extranjero (por el jus sanguinis); de igual manera es dominicano y dominicana aquellos nacidos en el territorio dominicano de padres extranjeros en la categoría migratorio de residente legal, ya sea permanente o temporal (por el jus solis). Esto quiere decir, que el joven atleta galardonado es dominicano.

Asimismo, nuestro ordenamiento legal, establece que aquellos nacidos en el territorio dominicano, hijos de madre o ambos padres de extranjeros que forman parte de legaciones diplomáticas y consulares, los hijos de extranjeros en tránsito, y los hijos de extranjeros indocumentados o estatus migratorio irregular, no le corresponde la nacionalidad dominicana, sino que, siguen la nacionalidad de su madre.

Por Rafael P. Compres Vásquez

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar