Venezuela, De la Democracia a la Dictadura!!

Por José Pérez Méndez miércoles 16 de agosto, 2017

El grupo político que hoy gobierna a Venezuela llegó al poder por medios democráticos en el año 1999, y desde entonces el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV)  ganó varios procesos electorales de manera clara y convincente, hasta el 2015 en que fueron derrotados en las elecciones congresuales por la oposición.

El modelo político asumido desde la llegada al poder fue el llamado Socialismo del Siglo XXI, el cual llevó al PSUV a la confrontación permanente con la élite económica y política de Venezuela, así como también con las élites foráneas que inciden en Venezuela.

Los altos precios  alcanzados por el petróleo en el mercado mundial de combustibles fósiles así como también la nacionalización del negocio de la extracción, procesamiento y comercialización del petróleo, pusieron en manos del gobierno grandes cantidades de dinero que le permitieron implementar una agresiva política social en todo el país.

El modelo parecía imbatible  ya que generaba riquezas y reducía pobreza al mismo tiempo que era políticamente democrático porque obtenían victorias tras victorias en todas elecciones que se celebraban en el país.

Dos cosas empezaron a ocurrir que fueron: la disminución de los precios del petróleo en el mercado mundial y el incremento de los niveles de confrontación entre el gobierno, la élite económica y la oposición política,  sin que se viera una manera de revertir ese proceso de deterioro en el ámbito económico y también político.

De aquellos polvos, al caer la lluvia, vinieron estos lodos que han inundado el país entero sin que se pueda visualizar la manera de encontrar una salida a este atolladero que se ha creado en Venezuela.

El principio del fin de la democracia en Venezuela se produjo con la derrota del PSUV en las últimas elecciones congresuales del 2015 de manos de la oposición aglomerada en la Mesa del Diálogo, que es el nombre que ha tomado la oposición política organizada de Venezuela.

Tras la celebración de la Constituyente Popular en este mes de agosto, podemos afirmar que la democracia y la institucionalidad han perecido en Venezuela para dar paso a la dictadura y el totalitarismo del PSUV encabezado por Nicolás Maduro y Diosdado Cabello.

Lo más fácil sería culpar sólo al PSUV de todo lo que ha ocurrido en Venezuela, y si piensa así se llegará a una errada conclusión que generaría decisiones también equivocadas para superar la crisis y retornar a la democracia en Venezuela.

Es cierto que el que gobierna un país es el que tiene la mayor cuota de responsabilidad en lo que se hace pero la oposición tiene que entender que hay que respetar lo que decida el pueblo si es que se quiere seguir viviendo en democracia.

Hace tiempo que la oposición de Venezuela decidió tomar las calles y abandonar la lucha democrática bajo la creencia de que de esa manera  sacarían del poder al PSUV, pero ahora es el gobierno el que recurre a los procedimientos antidemocráticos bajo el pretexto de la oposición y sus aliados de afuera les han boicoteado la economía.

Hablar de una intervención militar extranjera en Venezuela es crear otro Iraq en América Latina y si las cosas siguen como van el PSUV terminará instalando una dictadura donde todo el que se oponga al régimen terminará preso, muerto o fuera de Venezuela.

El grupo político que gobierna Venezuela tiene suficiente apoyo militar y popular para reemplazar la democracia por una dictadura y usando los recursos que genera el petróleo podrán mantenerse en el poder por mucho tiempo más.

La lección debe ser tanto  para el gobierno como para la oposición a los fines de evitar que surjan otros casos similares en América Latina; mientras tanto pues que sigan los esfuerzos internacionales para encontrar una fórmula que permita salvar la democracia y garantizar la convivencia pacífica en Venezuela.

 

Apple Store Google Play
Continuar