Venezuela acudirá a la CPI si Banco de Inglaterra no le permite vender su oro

Por EFE martes 26 de mayo, 2020

EL NUEVO DIARIO, CARACAS.- El Gobierno venezolano amenazó este martes con denunciar ante la Corte Penal Internacional (CPI) al Banco de Inglaterra, si este no libera cerca de 1.000 millones de dólares de su reserva de oro para poder venderlo y utilizar los beneficios en la lucha contra el COVID-19.

Así lo afirmó la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, quien explicó que el presidente Nicolás Maduro “ha solicitado que se inicie una investigación en los organismos judiciales venezolanos” para, posteriormente, llevar a la CPI a “quienes forman parte de este ardid para el despojo del oro venezolano” entre los que enumeró al Banco de Inglaterra y a los abogados del caso.

En una declaración acompañada por el canciller Jorge Arreaza y el procurador Reinaldo Muñoz, Rodríguez hizo hincapié en que ejercerán “todas las acciones que corresponden para la defensa de las reservas internacionales de Venezuela”.

UNA DENUNCIA ANTE LOS TRIBUNALES INGLESES

El pasado 20 de mayo, la BBC informó de que el Banco Central de Venezuela (BCV) ha demandado al Banco de Inglaterra para obligarle a liberar esos 1.000 millones de dólares en oro venezolano.

El Gobierno de Maduro emprendió esta acción legal porque el oro está retenido a raíz de las sanciones que el Reino Unido y Estados Unidos han impuesto a Venezuela.

La propuesta de la banca venezolana es que los fondos se transfieran al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), de forma que estén gestionados por la ONU y se destinen a la compra de suministros como los equipos médicos necesarios para combatir el COVID-19.

Al respecto, la vicepresidenta detalló que la denuncia la presentó el Gobierno tras múltiples peticiones que había hecho el BCV, cliente del Banco de Inglaterra con un contrato suscrito en 2008, de retorno de su reserva.

EL EJECUTIVO ACUSA A LA OPOSICIÓN

Además, el Ejecutivo de Nicolás Maduro acusó a la oposición de haber pedido la institución británica “que se quedara con el oro de Venezuela”.

La vicepresidenta señaló directamente al líder opositor Juan Guaidó, a quien más de 50 países reconocen como presidente interino, entre ellos el Reino Unido, así como a José Ignacio Hernández, a quien designó como procurador.

“El Banco Central de Venezuela hizo lo que le correspondía, demandar”, apostilló Rodríguez antes de remarcar que la posición del Banco de Inglaterra frente a sus clientes es la de que “en cualquier momento decide desconocerlos para quedarse con su oro”.

Por eso, pidió que la decisión adoptada por el Banco de Inglaterra repercuta en el mundo financiero internacional, ya que la institución británica “en colusión” con Guaidó, “con abogados de cuello blanco que representan a este señor” y con Hernández, “decidieron hacer un complot para quedarse con el oro de Venezuela”.

EL BCV TIENE PERSONALIDAD JURÍDICA PROPIA

Rodríguez subrayó que el BCV tiene “personalidad jurídica propia” pero que está “en coordinación permanente con la política para los altos intereses de la nación”, razón por la que recurrieron a una demanda ante los tribunales ingleses.

En opinión de Rodríguez, en este momento “se está dando una situación inexplicable, violatoria del derecho internacional público”.

“Se da una situación donde el Banco de Inglaterra desatendió las ordenes que estaba dando su cliente, el BCV, (que) le envía una comunicación del órgano de la ONU (el PNUD) donde le dice que le entregue los recursos de Venezuela en expresión monetaria y que alcanza alrededor de mil millones de dólares”, aclaró.

El objetivo final era entregárselo al PNUD para que Venezuela pueda atender la situación humanitaria derivada de la pandemia por COVID-19.

EL ORO ES PATRIMONIO “INALIENABLE” DE VENEZUELA

“Ese oro pertenece al patrimonio de Venezuela, es inalienable, es inembargable; así está establecido en nuestra constitución, leyes para la protección de los estados soberanos, aplica la ley de inmunidad soberana sobre las reservas internacionales”, comentó Rodríguez.

Finalmente, acusó al Banco de Inglaterra de hacer “una falsaria interpretación” de la legislación de Venezuela y por tanto querer “ser ahora el rector de las leyes” del país suramericano.

“Usted es un depositario, lo que hace es guardar oro. Limítese a su tarea y a cumplir las ordenes de sus clientes, que es la República Bolivariana de Venezuela. Ustedes están atacando al país en medio de la peor pandemia de la humanidad”, le espetó al Banco de Inglaterra.

Por todo ello, concluyó que “cada día que ellos retrasan la decisión del tribunal son responsable por cualquier fallecido de COVID-19 en Venezuela”.

“Los delitos son delitos de extermino y lesa humanidad que competen dentro del Estatuto de Roma para llevarlos a la Corte Penal Internacional”, sostuvo.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar