Vendidas ya casi 15.000 entradas para el festival de Eurovisión en Kiev

Por El Nuevo Diario Viernes 24 de Febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, KIEV.- El Gobierno ucraniano anunció hoy que ha vendido ya casi 15.000 entradas para asistir a la edición de este año del festival de Eurovisión, cuando faltan aún casi tres meses para la final.

"La venta oficial de entradas comenzó el 14 de febrero. A día de hoy, se han vendido 14.951 entradas a personas de 52 países", informó Viacheslav Kirilenko, viceprimer ministro ucraniano, a medios locales.

Destacó que el 52 % de las entradas se compraron en Ucrania y el resto en el extranjero, entre los que los más interesados fueron los ingleses, alemanes y, paradójicamente, rusos, que adquirieron los billetes en cuestión de unos pocos minutos.

Según la organización, la entrada más barata cuesta 8 euros (8,4 dólares), lo que permite asistir a los ensayos, mientras la más cara asciende a 500 euros (528 dólares) y el afortunado podrá ver la gran final en el mejor lugar del Centro Internacional de Exhibiciones.

Aunque en el mercado negro, según la prensa local, se están vendiendo los boletos a unas 40.000 grivnas (casi 1.500 dólares) para presenciar las semifinales del 9 y 11 de mayo, y la gran final del día 13.

Recientemente se supo que el Ayuntamiento de Kiev cerrará al tráfico varias calles del centro de la ciudad para habilitar la "Villa Eurovisión", donde habrá zonas de ocio infantil y pantallas gigantes para seguir el festival.

El Centro Internacional de Exposiciones de Kiev fue elegida sede del certamen musical tras un concurso en el que derrotó, entre otras, a la histórica ciudad de Odessa (mar Negro).

La LXII edición de Eurovisión se celebrará en Ucrania por segunda vez en su historia, ya que en 2005 este país ya acogió el popular certamen, aunque se encuentra sumida en una profunda crisis económica.

Ucrania logró la victoria en mayo con "1944", una canción en la que la cantante Jamala hacía referencia a la deportación de los tártaros de Crimea a manos de la URSS durante la Segunda Guerra Mundial.

Jamala superó en el festival al gran favorito, el cantante ruso Serguéi Lázarev, cuyo país se anexionó Crimea en 2014 y, posteriormente, denunció el resultado, aduciendo que el tema ucraniano era claramente político.

Australia ha obtenido permiso para participar por tercer año consecutivo en Eurovisión, tras el segundo lugar cosechado en su última participación.