Vázquez y Putin afianzan buena relación política y buscan mejorar el comercio

Por El Nuevo Diario jueves 16 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, MOSCU.- Los presidentes de Uruguay, Tabaré Vázquez, y Rusia, Vladímir Putin, afianzaron hoy la buena relación política existente entre sus países y acordaron impulsar el intercambio comercial bilateral, que en los últimos años cayó en picado, debido a la crisis rusa y factores internacionales.

"Con esta visita hemos consolidado y diversificado el vínculo existente entre Uruguay y Rusia, un país con una importancia estratégica fundamental para nuestro pequeño país", dijo Vázquez al comparecer ambos mandatarios después de reunirse en el Kremlin.

"Esta visita ha sido un verdadero puntapié" para continuar desarrollando las relaciones bilaterales, aseguró el presidente uruguayo, en un guiño deportivo al Mundial de Fútbol de Rusia 2018.

Los dos destacaron el carácter "amistoso" de unas relaciones que datan de hace 160 años y que, en palabras del presidente uruguayo, "han soportado el paso del tiempo", a pesar de que la última visita a Moscú de otro mandatario de Uruguay la hizo, aún en tiempos de la Unión Soviética, Julio Sanguinetti, en 1988.

Durante su reunión, Vázquez y Putin hicieron un repaso de las relaciones bilaterales en todos sus aspectos, tras lo cual firmaron una Declaración Conjunta que incluye un plan de acción para el desarrollo de estos lazos y que plasma los consensos entre ambos países.

Por su parte, Putin, quien resaltó la atmósfera "constructiva" en la que transcurrió la reunión, informó de que habían prestado "mucha atención" a las relaciones comerciales, que "desgraciadamente" han disminuido drásticamente en los últimos años.

El intercambio comercial entre ambos países alcanzó su pico máximo en 2012, con un volumen de 624 millones de dólares, pero desde el año pasado ha quedado reducido a unos cien millones, la mayor parte en productos cárnicos y lácteos.

"El 90 por ciento de nuestros intercambios comerciales son productos agrícolas y esto hay que ampliarlo", afirmó el líder ruso, que, en respuesta a la petición de Vázquez de inversiones propuso, a Uruguay realizar proyectos conjuntos en el ámbito de la energía.

"Empresas como Gazprom, Power Machines, podrían participar en la modernización de las centrales hidroeléctricas uruguayas y en el suministro de la materia prima necesaria", señaló.

La coincidencia de puntos de vista entre Rusia y Uruguay en cuanto a las relaciones internacionales fue destacada por Vázquez, quien declaró: "Compartimos los mismos valores: democracia, libertad y solidaridad", así como "el compromiso absoluto de luchar contra toda forma de terrorismo".

"No nos gusta el proteccionismo", subrayó también el presidente uruguayo, que abogó por la eliminación de barreras al comercio.

Vázquez y Putin también acordaron seguir cooperando activamente en el seno del Consejo de Seguridad de la ONU, donde Uruguay, miembro no permanente, será presidente desde mayo de este año.

En la visita del presidente uruguayo a Rusia, que pone fin a una gira de marcado carácter económico que le ha llevado a Finlandia y Alemania con una nutrida delegación de ministros y empresarios, planeó en todo momento otro punto de encuentro, la comunidad uruguaya de origen ruso de San Javier.

Tabaré Vázquez invitó a su colega ruso a visitar Uruguay, donde ambos podrían viajar juntos a esa colonia, donde 300 familias rusas se instalaron a principios de siglo.

Al respecto, Putin recalcó que esa colonia es el único lugar de todo el hemisferio sur donde la población rusohablante es del 90 por ciento.

"Le agradecemos todo el apoyo por mantener las tradiciones y la lengua rusa", dijo el jefe del Kremlin, mientras que Vázquez destacó la aportación de esas familias al enriquecimiento cultural de Uruguay y a la productividad, pues fueron quienes introdujeron el cultivo del girasol en el país sudamericano.

Como síntoma de las buenas relaciones entre los dos presidentes, ambos bromearon en clave futbolística.

Vázquez, que calificó esta visita como un verdadero "puntapié" a las relaciones bilaterales, inició la broma señalando que el término era muy acertado por la cercanía del Mundial 2018 de Rusia y añadió: "Y quien le diga que podamos ver la final entre Rusia y Uruguay".

A lo que el líder ruso respondió con humor: "Uruguay no es un país grande, pero fue el primer campeón mundial de la historia. No se cual es el motivo, quizás será por la calidad de la carne y la leche uruguayas".

El presidente uruguayo concluirá mañana su visita a Moscú con una conferencia en el Instituto Nacional Dmitri Rogachov para el combate de las Enfermedades Oncológicas, un moderno centro médico moscovita especializado en el tratamiento del cáncer infantil.

Apple Store Google Play
Continuar