Vandalismo y Clientelismo amenazan con destruir la UASD

Por Rafelito Valenzuela martes 31 de octubre, 2017

Al cumplirse 479 años de la fundación de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), la más antigua del nuevo mundo, es motivo para detenerse, mirar al pasado pero sobre todo al futuro, analizar su rol histórico, el faro de luz que ha sido en la construcción de la democracia y el progreso en República Dominicana, siendo la institución de educación superior más importante y la que mayor movilidad social aporta, pensar en eso nos daría razones para justificar su existencia.

Quedarnos en el pasado es un error, pensar que no se pueden hacer críticas es otro y más grande, en ese sentido las autoridades se vuelven intolerantes y no aceptan cuestionamientos, a quienes tienen el valor de decir las cosas como son, son amedrentados, espiados, perseguidos, se ha perdido el respeto a la pluralidad, los que adulan a las autoridades son los que reciben los mejores salarios, sin contar con el secuestro de las escuelas y facultades por grupos profesorales.

La corrupción, las pugnas grupales, las huelgas, el clientelismo, la inseguridad, la falta de servicios, el derroche, las mafias, son parte de los males que enfrenta la UASD, lo peor de todo es cuando estos males son conocidos por las autoridades se quedan de brazos cruzados ante el miedo y nivel de compromiso o complicidad con quienes los practican, si me quedo callado muere la universidad más importante de República Dominicana, que es sin dudas la universidad de los pobres.

En la UASD falta voluntad de sus autoridades para resolver algunos problemas, aunque otros son de índole económica que requieren del Estado, esa ha sido la excusa perfecta para justificarse, hay que iniciar haciendo cumplir los reglamentos internos, poniendo orden, cómo explica el Rector al País que se hace una huelga ante cualquier situación y todo sigue normal, destruyen las oficinas de la FED y el consejo Universitario no se ha pronunciado, ni hablar de las cámaras, los atracos a estudiantes y profesores sin  acciones de su parte para evitarlo.

En la UASD lo que falta es autoridad, la embriaguez y el vino no pueden dirigir una academia tan importante, no podemos tener un rector que proteja a los anarquistas, huelguistas, ese comportamiento no lo tolera la sociedad, para salvar la UASD de los ataques desenfrenados del neoliberalismo privatizador que se apropia de los derechos públicos, en este caso la educación, es necesario de la unidad de quienes aman su Alma Mater.

Sé que al escribir estas líneas seguiré recibiendo persecuciones por parte del señor rector y algunos de sus seguidores, quienes interfieren en que pueda cumplir con mis responsabilidades como Presidente en Funciones de la FED, no vacilaré ni aceptaré provocaciones, recordando al Padre de la Patria Juan Pablo Duarte “nunca me fue tan necesario como hoy el tener salud, corazón y juicio; hoy que hombres sin juicio y sin corazón conspiran contra la salud de la Patria”.

 

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar