Usos y abusos de la preposición “de” en el español dominicano

Por José Santana Guzmán viernes 22 de enero, 2021

Al expresarse, la comunidad hablante emite una serie de sonidos que son los que constituyen el habla. Sin embargo, esos sonidos están, a su vez, compuestos por una base llamada grafía, letra, palabra o categoría gramatical, que son las que se encargan de representar de forma tangible esos sonidos o fonemas que las simbolizan a través del habla. Por tanto, en este artículo me propongo analizar una preposición que con frecuencia usamos de forma inadecuada, tanto al escribir, pero con mucha más intensidad al hablar, o sea, por medio a la oralidad. Se trata, ya como hemos visto, de la preposición (DE).

Una preposición es una clase de palabra invariable cuyo elemento se caracteriza por introducir un término, generalmente nominal u oracional, con el que forma grupo sintáctico. (RAE).

Para ilustrar de forma eficaz y más comprensible, voy a presentar cuatro oraciones con el uso de nuestra preposición objeto de estudio, e inmediatamente procederé a brindar su correspondiente explicación, a saber:

1- Aytana debe hacer sus tareas.

2- El profesor debe llegar a las 10: 00 de la mañana.

3- *Aytana debe de hacer sus tareas.

4- *El profesor debe de llegar a las 10: 00 de la mañana.

Cuando construimos oraciones o sintagmas con el verbo (deber), estamos expresando duda. Por consiguiente, es aconsejable, en estos casos, que si hay que colocar el verbo (debe) seguidamente de otro verbo en infinitivo (deber, ser, estar, etc.) o si entre ambos verbos tenemos que intercalar la preposición de: debe de, exime al sujeto de obligación o responsabilidad, tal como lo expresa el Diccionario Panhispánico de Dudas, cuando explica que, deber + un verbo en infinitivo (ser, ir, salir, aceptar, caminar, abrazar…) se escribe siempre sin la preposición “de” cuando indica obligación. Por tanto, deber equivale a obligación; deber de, a duda, posibilidad, suposición, conjetura o creencia, ambigüedad. En definitiva, deber de es sinónimo de probabilidad o inferencia probable.

“Cuando tu mamá te manda a hacer tus tareas, es tu obligación moral obedecerla y cumplir con su mandato. Entonces las cosas “deben ser” así y no de otro modo.

Por consiguiente, en (1) Aytana, está obligada a realizar sus tareas de la escuela; mientras que en (3) Aytana no tiene esa obligación, ya que como explicamos en párrafos anteriores, deber de equivale a duda. Lo propio sucede en (2) aquí el profesor posee una responsabilidad con sus estudiantes, por cuanto está obligado a llegar al aula a las 10: 00 de la mañana. Sin embargo, en (4) resulta todo lo contrario.

Hay que destacar, finalmente, que ambas formas son correctas, sin embargo, lo que hace la diferencia es la semántica (el significado) si preferimos una u otra, dependiendo del contexto. Por ejemplo, no es lo mismo esperar a un profesor o a una profesora para impartir una clase en un período escolar, que esperar a una persona que solicitó anteriormente un permiso a ese o a esa profesora para dar una información al grupo de estudiantes.

Por José Santana-Guzmán

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar