Universitarios bogotanos fuman marihuana contra nueva multa por uso de drogas

Por EFE lunes 30 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, Bogotá.- Varios centenares de estudiantes universitarios se concentraron hoy para fumar marihuana en el centro de Bogotá y mostrar así su rechazo a la multa que recoge el nuevo código de Policía que entró en vigor este lunes y que prohíbe consumir esa droga en espacios públicos.

"Manifestamos nuestro rechazo a las políticas represivas del Estado colombiano y exigimos el derecho a relacionarnos con las drogas de forma autónoma y responsable, como sucede en otros países", indicaron los estudiantes de la Universidad Distrital, convocantes de la protesta, en un comunicado.

La protesta tuvo lugar en el parque que rodea el Planetario de Bogotá, en el centro de la capital colombiana, por el que miles de personas pasan entre semana para acudir a sus puestos de trabajo o estudio.

Con cánticos que rezan "Dile no a las drogas, dámelas a mí" y pancartas con el mensaje "Si a la dosis personal", los manifestantes caminaron hasta la Plaza de Bolívar, en pleno corazón de Bogotá.

Durante la protesta, los estudiantes criticaron la decisión del Gobierno colombiano de no reconocer la dosis personal de marihuana como "una apropiación social del individuo" mediante políticas basadas en "la represión".

Asimismo, destacaron que continúa creciendo el número de hectáreas cultivadas con marihuana, amapola y hoja de coca en el país, así como el de consumidores.

Las protestas han transcurrido sin violencia, pero las fuerzas policiales discutieron brevemente con los asistentes sobre el deber de no consumir drogas en un parque al que asisten niños, además de efectuar varias requisas.

El Código Nacional de Policía, que entró en vigencia el día de hoy, contempla una multa de 194.000 pesos (unos 66 dólares) para las personas que consuman drogas en espacios públicos.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, aseguró ayer que el nuevo Código de Policía no busca encarcelar más gente sino fomentar el respeto y la convivencia con reglas acordes con las necesidades sociales actuales.

El jefe de Estado subrayó que con el nuevo Código de Policía, criticado por algunos sectores desde que fue aprobado en el Congreso, los principales beneficiarios son los ciudadanos, porque se trata de "un manual de convivencia que contribuirá a la paz, a una mejor calidad de vida para todos".

El jefe de Estado precisó que durante los próximos seis meses se desarrollará una etapa de enseñanza del Código y que en ese periodo las sanciones serán pedagógicas. EFE