UNICEF denuncia la pobreza y el hambre de los niños de Yemen por la guerra

Por EFE Domingo 26 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, Madrid.- Al cumplirse este domingo el segundo aniversario de la guerra en Yemen, UNICEF hizo público un informe advirtiendo que la pobreza, el hambre y las enfermedades roban a los niños de este país su infancia, y que las familias recurren a medidas cada vez más extremas para mantener a sus hijos.

Con datos verificados de Naciones Unidas, el informe "Falling through the Cracks" (descendiendo por las grietas) elaborado por UNICEF asegura que solo el año pasado el número de niños asesinados aumentó de 900 a más de 1.500, el de heridos casi se duplicó, pasando de 1.300 a 2.450 y el de reclutados se acercó a los 1.580, frente a los 850 de hace un año.

El informe asegura también que los ataques a escuelas se han cuadruplicado, pasando de 50 a 212, que los ataques a hospitales e instalaciones sanitarias aumentaron un tercio, de 63 a 95, y que el número de niños heridos y reclutados se ha duplicado en un año.

"La guerra en Yemen sigue cobrándose la vida y el futuro de los niños", asegura Meritxell Relaño, representante de UNICEF en Yemen. "La lucha y la destrucción incesantes les han marcado de por vida. Las familias están sin recursos y luchando para hacer frente a la situación".

La agencia de la ONU recuerda que la violencia ha debilitado mucho los mecanismos de supervivencia de la población, lo cual ha llevado a Yemen a sufrir una de las mayores emergencias de seguridad alimentaria y desnutrición del mundo.

El número de personas extremadamente pobres y vulnerables se ha disparado. Alrededor del 80% de las familias están endeudadas, y la mitad de la población vive con menos de 2 dólares al día, según recoge el informe.

"Falling through the Cracks" denuncia que a medida que los recursos familiares disminuyen, más y más niños son reclutados por las partes en conflicto o se ven obligados a casarse.

"Cerca de 10 millones de niños están sufriendo las consecuencias terribles de un conflicto que debe acabar. Tenemos que abrir los ojos ante lo que están viviendo a diario y actuar antes de que sea tarde" afirma Javier Martos, director ejecutivo de UNICEF Comité Español.

El sistema de salud de Yemen, continúa el informe, "está al borde del colapso: cerca de 15 millones de hombres, mujeres y niños no tienen acceso a atención sanitaria. El brote de cólera y de diarrea acuosa aguda que se produjo en octubre de 2016 continúa extendiéndose"

En nombre de los niños de Yemen, UNICEF hace un llamamiento para que se adopten las siguientes medidas urgentes:

Una solución política inmediata que ponga fin a la guerra en Yemen. Las partes en conflicto deben trabajar para alcanzar una solución negociada, priorizando y defendiendo los derechos de los niños en un país destruido por la guerra.

El fin de las graves violaciones de los derechos de los niños.

Un aumento masivo e inmediato de la respuesta multisectorial para combatir la desnutrición entre los niños y las mujeres embarazadas. Mejorar el acceso humanitario en todo Yemen es imprescindible para llegar a los más vulnerables, subraya el informe.

"Debemos actuar ahora para que las familias dejen de estar al borde del abismo. Los riesgos para las generaciones venideras son muy altos", concluyó por su parte Relaño.

El Yemen cumplió hoy el segundo aniversario del inicio de la ofensiva militar de la coalición árabe, liderada por Arabia Saudí, en una intervención que generalizó el conflicto, ha dejado miles de muertos y ha llevado el país más pobre de Oriente Medio al borde de la hambruna.

El segundo aniversario de la guerra también sacó hoy a las calles de Saná a cientos de miles de personas leales a los rebeldes hutíes y al expresidente yemení Ali Abdalá Saleh. EFE