Una percepción real y una simulada

Por Pablo Valdez viernes 15 de junio, 2018

El logro de la percepción que tiene la Universidad Autónoma de Santo Domingo y el país de que la Doctora Polanco será la figura principal de esa academia, ha sido en base a una realidad objetiva que presenta su figura como una académica de vastos conocimientos docentes y administrativos logrados a través de una práctica profesional de más de treinta años tanto dentro de la UASD, como fuera de esta institución.

La selección con suficiente tiempo, de un equipo de docentes-administrativos de acrisolada historia en su práctica profesional para que la acompañen en la gestión que encabezará, la elaboración de un programa de gestión que ha sido de una gran ponderación tanto a lo interno como a lo externo de la universidad, la convicción que ha creado a través de su discurso sobre la recuperación de la credibilidad de la institución y el compromiso de un saneamiento sostenido a través del tiempo que obligue a las gestiones posteriores a someterse a un gasto de calidad y un presupuesto ejecutable, son de las causas de la percepción nacional de que la Doctora Emma Polanco debe ser elegida en el Claustro Elector del miércoles 20 de junio, conjuntamente con los hombres y mujeres de su complemento gerencial.

La puesta en práctica de una estrategia que logre una percepción de competitividad a pocas semanas del proceso eleccionario, tendría que ser basada en la credibilidad perceptiva, cosa ésta que no se elabora ni se prefabrica, sino que se construye a través de prácticas de gestión y comportamientos sociales conocidos por el entorno de convivencia de los electores. Esto así porque la simulación se disfraza, pero al final ella misma se descubre.

Se vislumbra en el firmamento, que la fiesta de los dominicanos que se celebrará por la convicción de que la Universidad Autónoma de Santo Domingo es la institución de mayor contribución social del país, se está organizando con una extraordinaria orquesta de gestión que será dirigida por la Doctora Emma Polanco Melo, cuando el próximo miércoles, las urnas ubicadas en cada Facultad, Centro y Recinto Universitario se llenen con los votos que darán la victoria a la Primera Rectora de la Primada de América y su equipo, por una UASD abierta pero con gerencia y docencia de calidad.

Emma es una percepción real, basada en su impronta histórica, elaborada sobre la base del trabajo, la rectitud, la determinación, la honestidad y el respeto, pero más que eso, en el amor por una Universidad Autónoma de Santo Domingo que responda a los deseos nacionales de credibilidad y crecimiento.

La construcción de otras percepciones, son plagios extemporáneos que no prosperan por estar identificados con un pasado reciente de una gestión fallida, porque, como dijera Alfred Binet, citamos: La percepción es el proceso mediante el cual el espíritu completa una impresión de los sentidos, con un acompañamiento de imágenes, concluimos, con la cita.

Comenta