Una gran pieza en el banco de suplentes

Por Johnny Nieto miércoles 15 de abril, 2020

La inmensa mayoría, por no decir todas las ligas, torneos, competencias y demás contiendas futbolísticas han tenido de aliado al medio de comunicación masivo por excelencia de las ondas hertzianas. Y en muchos casos fue ella el trampolín para impulsar la actividad, lograr la evolución hacia la otra gran plataforma como lo es la televisión y mantenerse vigente a pesar de la globalización comunicacional que se vive en estos tiempos.

En el viejo continente: España, Inglaterra, Alemania e Italia, por mencionar las cuatro ligas de mayor arraigo se escuchan los partidos por radio con números de audiencia muy elevados. En América podemos citar el fútbol mexicano que, a pesar de contar con grandes cadenas televisivas, la radio se mantiene tan presente como siempre. En Estados unidos comienzan a tejer el modelo de negocio en ambos espectros y en los países centroamericanos hay una cultura muy apegada al aparato de sonido.

Sudamérica ha sido consumidor de fútbol por radio por excelencia desde siempre. A los sudamericanos quizás les apasione más escuchar una transmisión radial de un partido, que verlo por televisión, tanto así que es usual que enciendan el tv para ver el partido, pero con el audio de la radio.

Llama poderosamente la atención que, en República Dominicana, con un fútbol profesional naciente no se esté considerando o al menos en los primeros cinco años a la radio como un bastión de gran apoyo para la difusión de la actividad. Sobre todo cuando esta necesita de la mayor fuerza para llegar a la masa.

Ciertamente hoy hay una convulsión con el digitalismo, pero esa corriente todavía es alternativa, que aporta mucho como complemento, pero en un negocio como el deporte rentado las herramientas para explotarlo de la mejor manera deben ser siempre las mejores.

La Liga Dominicana de Fútbol (LDF) ha hecho esfuerzos para ganar espacio en los medios de comunicación y en materia de transmisiones con aciertos y desaciertos también ha dado pasos y realizado ensayos que le permitan ir consiguiendo la gran conexión con el público, utilizando la pantalla chica como gran aliado.

Quizás hay quienes piensan que la radio es un medio anticuado, pero no hay nada más alejado de la realidad, y lo confirman los ejemplos expuestos unos párrafos atrás, además el hecho de que otros deportes profesionales dentro y fuera del país la sigan utilizando.

La radio pudiera ser un estupendo complemento para los esfuerzos que se hacen intentando que la difusión abarque el mayor espacio posible. Hay infinidades de razones para considerarlo, pero eso lo conversaremos en la próxima entrega.

Comenta