Una gran pieza en el banco de suplentes II

Por Johnny Nieto miércoles 22 de abril, 2020

La radio sigue siendo un medio de comunicación masivo por excelencia de mucha importancia en pleno siglo XXI gracias a su versatilidad y alcance. Escuchar música, noticias, programas entre otras producciones ha sido del interés y gusto general por generaciones, gracias también a su capacidad de evolucionar con los tiempos, las tendencias, hacia nuevos formatos e inclusive ganando mayor espectro. Así lo indican las estadísticas y lo confirma la cantidad de marcas que invierten en ella.

En esa metamorfosis y sostenimiento en tiempo y espacio para la colectividad general son argumentos suficientes para pensar que de alguna forma el fútbol profesional dominicano ha dejado durante su primer lustro de vida a una ficha de mucho peso en el banco de suplentes y que definitivamente tiene que ser una piedra angular en el afán de divulgar e impulsar de forma masiva la actividad para aumentar en aficionados y atraer el patrocinio.

No es un tema de la Liga Dominicana de Fútbol (LDF) netamente como padre de la criatura, sino de los clubes, inclusive con mayor nivel de importancia, porque son el eslabón directo equipo-aficionados. Es decir, la liga pudiera tener su producción radial paralela o complementaria a la televisiva que ya tiene, pero cada conjunto debería tener su radio oficial que transmita todos los partidos, tanto de local como visitantes y al menos con un par de programas a la semana.

¿Por qué?

Porque es más económica que una producción televisiva, es más dinámica, puede permitir mayor tiempo al aire pre y postpartido, porque más del 70 % de las personas escuchan radio mientras conducen, van en el carro o transporte; porque permite que la gente pueda realizar sus actividades laborales, hogareñas o cotidianas mientras la sintoniza, pero sobre todo porque al aficionado a los deportes le gusta ir al estadio y escuchar el partido. Y eso solo por citar algunas razones.

Como destacábamos la semana pasada en la primera parte de esta entrega, la radio ha sido fundamental en el crecimiento de las masas en el fútbol y su trayectoria a convertirse en un show mundial. Las largas y minuciosas previas o antesalas, el ritmo y detallado relato acompañado del análisis de un buen comentarista y la capacidad de llevar el micrófono a lugares y momentos donde la TV no puede llevarlo, ponen a volar la imaginación y levantan las expectativas de quienes escuchan una transmisión.

Es la manera memorable de como millones de aficionados alrededor del mundo se han enamorado de esta disciplina deportiva y también la forma de tantas marcas mantenerse en la mente de su target.

¿Recibirá la radio en algún momento la confianza para intentar aportar?

El tiempo lo dirá

Comenta