Una dominicana muerta y un hombre grave en tiroteo durante refriega en restaurante de Lawrence

Por admin Lunes 17 de Abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK._ Una dominicana murió la noche de ayer domingo en la noche, después de ser gravemente baleada y un dominicano está grave como resultado de una refriega ocurrida en el estacionamiento del restaurante “La Cava” situado en el 22 de la calle Unión, cerca de la avenida Methuen en Lawrence (Massachusetts), y próximo a la iglesia Corpus Christi las 8:13 de la noche, dijo la Policía de esa ciudad. Se desconoce si ellos andaban juntos.

Conocidos de las víctimas identificaron a la mujer como “Wendy” y al hombre como “Kelly”. Dijeron que ambas víctimas eran nativas de Tenares en la provincia Hermanas Mirabal. La mujer residía en Lowell (Boston) y el hombre herido en Lawrence.

Las víctimas, no habían sido identificadas oficialmente por los investigadores a la medianoche de ayer domingo y la fiscalía del condado Essex dijo que fueron ingresados en estado crítico en el Hospital General de Lawrence, de donde los trasladaron en helicóptero al hospital general de Boston, donde la mujer murió de los balazos, confirmó el jefe de la policía en Lawrence, James Fizpatrick.

Amigos agregados en las páginas facebook de las víctimas, identificaron las fotografías y en las del hombre, éste aparece en varias imágenes exhibiendo una pistola pero no quedó claro si él fue el tirador. Se desconoce también si el arma es real, de plástico o una imitación.

Fizpatrick, dijo que el hombre estaba en condición estable en el hospital. Los dos fueron llevados en un helicóptero clínica a Boston. La policía cree que una pistola calibre 9mm fue usada por el tirador, que es activamente buscado.

El oficial expresó que un sospechoso huyó en un sedán blanco cerca del liquor store Sweeney’s en la calle Essex. Su nombre no fue revelado.

Una versión no confirmada, sostiene que los disparos se produjeron, luego de un altercado o discusión en el negocio, supuestamente por un espacio que uno de los involucrados, se negó a ceder.

Policías especialistas en escenas de crimen, recorrieron las afueras del negocio, especialmente el estacionamiento en busca de evidencias y marcando los puntos donde cayeron los casquillos de las balas.

Perros K-9 olfateadores fueron usados por la policía en la escena, en la que trabajaron también policías estatales y de la oficina del sheriff del condado Essex.

Ningún detalle estaba disponible respecto a las muertes de los dominicanos y más de 20 curiosos se congregaron frente al restaurante para seguir de cerca la actividad policial.

Una mujer que se negó a dar el nombre, dijo que el tiroteo fue el resultado de un altercado que tuvo lugar en el interior del restaurante y que el tiroteo se produjo una media hora después del incidente dentro del negocio.

Por Miguel Cruz Tejada