Una burla cruel

Por Germán Martínez
Uno entiende, y hasta aplaude, que la oposición política al gobierno juegue su rol de señalar errores y atacar el ejercicio del gobierno.
Y se conocen, y hasta se entiende que el gobierno cometa errores, y los enmiende en la medida de lo posible, es una obra humana el ejercicio del poder.
Lo que no se puede permitir es la burla de un expresidente al pueblo dominicano, a su inteligencia y su decisión de salir de un gobierno a todas luces publicitado en demasía que llegó a engañar a muchos, escondiendo una de las más corruptas administraciones del dinero nacional, peor que todas según las pruebas.
Decir que los dominicanos nos casamos de estar bien y por eso votamos en contra del PLD es un irrespeto, una burla cruel, un anhelo de protagonismo que ha hecho bien el gobierno en no responder a su autor.
Los dominicanos nos merecemos semejante burla, ni nos merecíamos el desgobierno que encabezado por el autor de la frase y sus adláteres y compañeros de  partido.
POR GERMÁN MARTÍNEZ

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar