Un reclamo inmortal

Por Américo Celado S viernes 26 de marzo, 2021

Rectas duras y pegadas #6

En medio de la pandemia, con la carga emocional que representan las muertes, los contagios y el confinamiento se pudo escuchar un clamor de un grupo de ex atletas que reclaman un derecho adquirido por su condición de inmortales y viejas glorias del deporte dominicano.

Creo justo y necesario que en medio del estado de emergencia que vivimos se atienda su petición, que no mendigan nada, solo solicitan del gobierno que aplique la ley 85-99 para el pago correcto de sus pensiones.

Los miembros del Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano así como las viejas glorias están supuestos a recibir pensiones en cantidades que son múltiplos del salario mínimo establecido por el Estado a través del Comité Nacional de Salarios.

El grupo de deportistas está a la espera que el gobierno les dé cumplimiento a la disposición que señala que los inmortales deben recibir una subvención de cinco salarios mínimos mensualmente y aquellos que no han ingresado al pabellón una asignación de tres salarios mínimos.

La queja es válida porque mientras no se les esté cumpliendo con otorgarle el monto que dispone la ley, el salario que reciben se desprecia.

Hay que tomar en cuenta que estas viejas glorias, orgullo del deporte nacional por el gran legado que como herencia dejan a las presentes y futuras generaciones, dependen casi exclusivamente de esos ingresos y el aumento del precio de la canasta básica y de los medicamentos, les golpea en gran medida.

La situación se les complicó porque no fueron incluidos en los programas que el Estado implementó, para paliar la crisis económica que se ha generado producto de la pandemia.

Ahora que está en ejecución el proceso de vacunación y regularización de la situación social con la flexibilización de las restricciones que se establecieron para tratar de controlar el covid 19, es tiempo de tenderles la mano a nuestros héroes deportivos para que puedan sobrellevar su situación con la dignidad requerida.

Se hace necesario un llamado al ministro de Deportes, ingeniero Francisco Camacho, quien ha demostrado mucha disponibilidad y capacidad para resolver de la mejor manera los problemas que les han presentado hasta el momento, para que medie a ver si en la mayor brevedad posible se les puede dar una respuesta positiva al justo reclamo de los inmortales.

Ayer ellos lo dieron todo en el terreno de juego por el país, hoy el Estado debe recompensarle el valioso esfuerzo y sacrificio realizado por amor a la Patria.

Por Américo Celado 

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar