Un primer detenido por explosiones con 12 muertos hace mes y medio en Bolivia

Por EFE martes 27 de marzo, 2018

EL NUEVO DIARIO, LA PAZ.- Las autoridades bolivianas anunciaron hoy la detención de un primer sospechoso por las explosiones de hace mes y medio en la ciudad occidental de Oruro, que causaron doce muertos y cerca de sesenta heridos.


Juan Carlos H.B. fue detenido en la tarde de este martes por su supuesta implicación en la primera de las explosiones el pasado 10 de febrero, acusado de asesinato, homicidio, feminicidio y lesiones graves y leves, informó la Fiscalía General del Estado boliviano.

La explosión de ese día costó la vida a ocho personas y heridas a 47, según la Fiscalía, y se produjo cerca del desfile de carnaval en esta ciudad del altiplano, al que asistían miles de personas.

El móvil del ahora detenido fue “deshacerse de su concubina y su hija”, al mantener una relación sentimental con una hermana de esta mujer, de acuerdo con la fiscalía.

La investigación de llamadas telefónicas de este hombre “antes, durante y después del hecho delictivo” puso en evidencia charlas “de Juan Carlos y la hermana de su concubina, además de constantes encuentros en proximidades del hospital donde fueron llevadas las víctimas”, relató.

“Tras la primera explosión se registraron diez llamadas telefónicas entre Juan Carlos y su cuñada y luego de la segunda explosión en fecha 13 de febrero ambos se volvieron a comunicar”, subrayó.

Esa segunda explosión provocó cuatro muertos y una decena de heridos.

“Después de la toma de declaraciones y evidenciar contradicciones se estableció que Juan Carlos y su cuñada tenían una relación amorosa por lo cual el sindicado provocó la explosión con el único fin de deshacerse de su concubina y su hija”, según el fiscal departamental de Oruro, Mario Gustavo Rocha.

La fiscalía añadió que además este hombre “en el momento de la explosión mostró apatía y no prestó ayuda ni auxilio al ver el cuerpo mutilado de su concubina y tampoco lo hizo con su hija”.

Además de “las contradicciones evidentes en su declaración informativa”, la fiscalía tuvo en cuenta “los hechos fácticos extraídos de las filmaciones”, para imputarle como “presunto autor o participe en el hecho investigado”.

La Policía Boliviana advirtió el mes pasado que la investigación estaba siendo “compleja” y pidió “paciencia”.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció entonces una recompensa de 150.000 bolivianos (unos 17.591 dólares) para quien ofreciera información sobre la autoría de las explosiones.

Aunque inicialmente la Policía Boliviana atribuyó la primera explosión a una fuga de gas accidental en una garrafa de un puesto ambulante de comida instalado en la calle, a raíz de la segunda confirmó que se trataba de acciones intencionadas con explosivos como dinamita y anfo, una mezcla de nitrato de amonio con un combustible.

Tras la segunda explosión fueron detenidas de forma preventiva tres personas que estaban en el lugar en el momento del suceso, pero sin que fueran imputadas como autores materiales.

Además, la Policía Boliviana difundió el retrato robot de un joven supuestamente implicado, quien acudió voluntariamente ante las autoridades y se comprobó que no tenía relación con los sucesos. 

Apple Store Google Play
Continuar