Un presidente excepcional

Por Germán Martínez
Gobernar es siempre un trabajo difícil, ingrato las más de las veces, y gobernar un país medalaganariamente, politizado y acostumbrado a que hay que resolverle es más difícil.
Luis Abinader gobierna en medio de la peor crisis mundial en salud y en precios internacionales de los alimentos, con una real y seria amenaza de guerra mundial y hambruna, con todo lleno  a peor y sin visos de mejoría cercana.
El Presidente ha pasado  con creces la prueba, pero no se entiende que el pueblo le crea aparentemente más a la oposición que al gobierno, las redes jugando su rol, y no felicite el buen ejercicio de un gobernante excepcional, o que el pueblo debe hacer es pedir explicaciones a cierta oposición, amnésica una e irrespetuosa otra que quiere volver a recoger lo poco que no se llevo.
Hay que tener timbales!
POR GERMÁN MARTÍNEZ

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar