¿Un PR-Otro?

Por Luis Brito martes 30 de enero, 2018

Los intereses políticos particulares desnudan la falta de franqueza y seriedad de los objetivos que enarbolan los partidos.

Antes de que alcancen el poder ya se delatan a sí mismo con planes muy diferentes a los de procurar el bien común o colectivo.

Lo peor es que la gente no se da por enterada, o, por alguna razón, se identifica o termina aceptando como buenas y válidas acciones poco institucionales, que presagian el sentido de ventajista e individualidad, una fatalidad cuando se aplica desde el Poder.

La historia política dominicana está repleta de actos y maniobras individualistas, egoístas y oportunistas que han dado al traste con la unidad y armonía de los partidos casi en su mayoría.

Ahora está rosando ese maleficio el Partido Revolucionario Moderno (PRM), al borde de desviarse justamente hacia las mismas aguas turbias que le dieron origen.

De manera inconcebible el PRM amenaza batir récord convirtiéndose en el partido más joven en enfrentarse a una división interna.

Eso no lo predice este escrito, es suficiente escuchar los más recientes pronunciamientos de Andrés Bautista y Jesús (Chu) Vásquez, quienes echan humo por las actitudes de interés particular que han asumido Hipólito Mejía y Luis Abinader.

Estos dos “líderes” del PRM decidieron apoyar abiertamente a dos de los suyos, echando a rodar por el piso su inseparable e inherente rol de árbitros y conciliadores del proceso de convención interno.

Ni siquiera debieron cumplir la promesa, como se dice, de apoyar a Bautista y a “Chu” Vásquez, pues eso también sería igual a lo que están haciendo. Era suficiente con dejar que todos en el PRM corrieran en igualdad de condiciones, sin allanar el camino ni pasarle agua fría o secar el sudor a ninguno de los competidores.

Si faltaba algo por demostrar que el PRM, en la práctica y en la realidad política, no es ni nuevo ni moderno, aquí ha llegado ese botón para muestra.

Ya lo sabemos, la cadena puede continuar. Si por sus problemas internos el PRD trajo al PLD y al PRM, no descartemos otro capítulo igual con el surgimiento de un PR-Otro…

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar