Un País de Clase Media no nos Podemos Llamar

Por Francisco Rafael Guzmán sábado 4 de mayo, 2019

El presidente de La República ha dicho que la nación dominicana  ” ya es un  país de clase media”, según El Diario Libre de hoy sábado 4 de mayo, fecha en que los trabajadores de POASI espontáneamente -bajo el azaroso, nefasto y nefando gobierno del Triunvirato- se lanzaron a una huelga hace 55 años en respaldo al Sindicato Nacional de Estibadores (proletarios o semi-proletarios igual que ellos)  que se unió y dio continuidad a la huelga de la Asociación de Choferes Independientes, convirtiéndose dicha huelga en huelga general y en preludio de la contienda bélica de abril.

Aunque no se trata de la clase media, hago referencia porque los proletarios tienen el derecho a la vida y hoy día la libertad sindical hoy no existe porque está conculcada en nuestro país, ya que el nuevo código de trabajo vigente desde principios de los 90, que es una copia del de Perú, es más atrasado que el Código Trujillo del Trabajo, siendo este último   una copia del código de trabajo de Venezuela de la década de 1930.

Hace mucho tiempo que no se firman muchos pactos colectivos de condiciones de trabajo entre trabajadores y los empresarios, siendo los primeros mancillados, avasallados y macerados por los últimos, gracias a la hegemonía a nivel nacional y global del capital financiero. La huelga por solidaridad que se convirtió en  nacional hace 55 años hoy no es posible, porque el código de trabajo vigente lo prohíbe.

Los salarios o sueldos de los trabajadores que se pagan en  las empresas privadas y de las corporaciones estatales (excepto los altos y medianos funcionarios) no permiten la reproducción de las energías físicas del trabajador y alimentar los familiares de su familia nuclear, es decir, están por debajo de lo que es límite mínimo del valor de fuerza de trabajo.

Hoy día, ni siquiera lo que supongo que llama el presidente Medina clase media, concepto usado por los sociólogos de la escuela o paradigma estructural funcionalista de la ciencia sociológica, yo prefiero hablando de estructura de las clases sociales en la sociedad asumir el paradigma del materialismo histórico, porque es genético en su metodología y devela las causas de las grandes desigualdades sociales, ha aumentado, más bien ha disminuido. Es posible que el presidente incluya en las clases medias, partiendo de que son los ingresos y el prestigio, como lo entienden los estructurales funcionalistas, los criterios para ubicar a las personas o familias en una o en otra clase social.

Supongo que nuestro presidente  Medina incluye en la clase media a personas o familias que yo le llamaría personas o familias de capas medias. Las personas o familias de profesiones liberales,  la intelectualidad y la burocracia (esta última en los mandos medios) de ser incluidas en estas últimas, según mi punto de vista como sociólogo que reivindica el materialismo histórico.

Ahora bien, las labores que realizan profesionales que pocas veces aparecen contratados  en empresas industriales, comerciales, bancarias, agrícolas y de servicios, aunque algunos profesionales son contratados en empresas industriales, comerciales, financieras y servicios, pero no como trabajadores manuales, aunque hoy día se les explota hoy día con muy bajos salarios como nunca antes al igual que al trabajador manual.

Estos últimos cuando devengan salarios con un monto de $ RD 30,000 o 40,000, 50,000 o 60,000   son proletarios asalariados, aunque tengan un título universitario; si usted, señor presidente quiere llamarle a un médico de hospital público de clase media baja que sólo recibe ingresos así, llámele así, pero el sistema de salud del gobierno que usted encabeza lo está reduciendo a la condición de proletario explotado en un corporación estatal de servicio. Yo prefiero llamarle a los médicos que son así asalariados del Estado o sector integrante de las capas medias, lo ubicaría en las últimas porque no están siendo explotados por el capital privado y no realizan una labor manual y tienen un nivel de prestigio bien ganado en la sociedad, siempre que no hayan fallado al juramento hipocrático y que se hayan dejado corromper por la corrupción del sistema nacional de salud.

Un país de clase media. ¿Un país de clase media? Los bancos comerciales, las empresas comerciales, industriales y de servicios tienen a muchos trabajadores, profesionales algunos y otros semiprofesionales (estudiantes avanzados en carreras universitarias) y no reciben salarios dignos, trabajando largas jornadas. Una persona laborando en unas de esas empresas aunque cobre 50 o 60 mil pesos no se les puede ubicar en las clases medias o en las capas medias, porque escaso valor del peso dominicano no permite ubicarle así.

Ahora bien, si usted pretende llamarle clase media a toda la burocracia gubernamental, incluir en ella a todos los empleados públicos, eso sería un adefesio hablando de clase sociales, porque la mayoría de los servidores públicos reciben salarios de miseria. Los funcionarios públicos, profesionales liberales y los intelectuales que reciben salarios próximos a los 100,000 pesos, el doble de esa cantidad y hasta un poco por encima de ella, si no viven de otra cosa y no tienen empresas o propiedades importantes, si serían de las capas medias o de las clases medias, como usted le llama.

Lo dejo hasta aquí, en otra entrega podría extenderme más.

 

 

Por Francisco Rafael Guzmán F.

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar