Un informe alerta del excesivo calor en algunas sedes de Tokio 2020

Por Carlos Luis Baron lunes 23 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, Tokio, 23 ene (EFE).- Un estudio oficial ha alertado de que tres de las sedes de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020 registrarán temperaturas demasiado altas para actividades físicas extremas durante los meses de verano.

El Gobierno japonés realizó el estudio entre julio y agosto del pasado año en tres sedes de Tokio 2020: el distrito Ariake de Tokio, donde se celebrará la competición de tenis, y las ciudades periféricas de Fujisawa, que albergará la competición de vela, y Kawagoe, sede de golf.

En varios días, la medición alcanzó 31 grados o más en las tres sedes, y la temperatura media entre las 9 de la mañana y las 4 de la tarde -cuando la mayoría de las competiciones tendrían lugar- fue de 28 grados, reveló la cadena pública NHK.

El intenso calor del verano japonés supone un reto para los organizadores de Tokio 2020, ya que el evento deportivo transcurrirá entre el 24 julio y el 6 de septiembre, cuando la temperatura máxima media es de 30 grados y la humedad relativa del 71 por ciento en la capital del país asiático.

Las previsiones climatológicas de la Agencia japonesa de Meteorología advierten de la posibilidad de que se produzca un incremento anual medio de 1 grado en el periodo entre 2016 y 2035 debido al calentamiento global, lo que podría llevar los termómetros a dispararse durante la cita por encima de los 40 grados.

La Asociación de Deportes de Japón prohíbe, en principio, toda actividad física cuando el índice que mide el estrés térmico supera los 31 grados, al tiempo que aconseja no realizar ejercicio físico extremo cuando se alcanzan los 28 grados.

El Gobierno tiene previsto un estudio a gran escala en 2017, que ayudará a decidir cómo proteger a los atletas y espectadores.

Los anteriores Juegos organizados por la capital japonesa, en 1964, tuvieron lugar del 10 al 24 de octubre, un mes en el que la temperatura máxima media se situó en los 19,6 grados.

Entre las medidas que se plantean los organizadores de los Juegos para mitigar el calor se incluyen otras como la de instalar pulverizadores de agua en forma de duchas en las sedes deportivas, cubrir las gradas de los estadios para evitar la incidencia directa del sol o la creación de mayores zonas verdes y fuentes para refrescar el ambiente. EFE