Un hombre deberá cumplir 20 años de prisión por asalto a banca de lotería

Por El Nuevo Diario martes 12 de octubre, 2021

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El Tribunal Colegiado de San Pedro de Macorís condenó este martes a 20 años de prisión a un hombre encontrado culpable de asaltar a mano armada a una banca de lotería atendida por una mujer que, producto del hecho delictivo, perdió un embarazo de ocho meses.

El condenado es Manuel Jesús Gil, quien cometió el asalto junto a otras personas que están prófugas, también despojó de su arma de reglamento a un agente de la Policía Nacional y sustrajo dinero en efectivo y celulares de la empleada y de otras personas que se encontraban en el negocio al momento de ocurrir el hecho delictivo.

El Ministerio Público demostró la responsabilidad penal del imputado en el caso, el cual recibió la calificación jurídica de violación a los artículos 265, 266, 379 y 383 del Código Penal Dominicano en perjuicio de Reini Alberto De la Cruz Aquino y Diani Peguero Mendoza.

Gil, condenado por los delitos de asociación de malhechores y robo agravado, deberá cumplir la sentencia en el Centro de Corrección y Rehabilitación de San Pedro de Macorís.

Los jueces, Jossephang Raymond Bernhardt Nivar, Delfina Phillipes Silvestre y Bethania del Carmen Conce Polanco, dieron la sentencia considerando las pruebas aportadas por la Fiscalía de San Pedro de Macorís, que estuvo representada por Pedro Adael García de Peña, fiscal del Departamento de Litigación Final.

García de Peña aportó diversas pruebas testimoniales y documentales que permitieron demostrar que Gil cometió el hecho en fecha 23 de abril de 2018, alrededor de las 8:10 de la noche, luego de que se presentara con un arma de fuego a una banca de lotería ubicada en la calle Principal del Ingenio Santa Fe, junto a los demás prófugos.

El procesado y sus cómplices prófugos ejercieron violencia intimidatoria con el arma de fuego contra Reini Alberto de la Cruz Aquino, Diani Peguero Mendoza y Julio Lisandro de la Cruz, quienes se encontraban en el lugar.

Peguero Mendoza, quien laboraba en el negocio, fue despojada de su teléfono celular y de dinero en efectivo. Producto de esa acción la víctima presentó problemas de salud y perdió un embarazo de ocho meses.

Además, a De la Cruz Aquino, que se hallaba en el lugar, le fue sustraída la pistola marca Taurus, calibre 9 milímetros, número de serie TF052708, que tenía asignada en condición de miembro de la Policía Nacional, así como su teléfono móvil.-