Un dominicano condenado en Massachusetts enfrenta tercera deportación por drogas y armas

Por admin miércoles 29 de marzo, 2017

NUEVA YORK._ Félix Reynaldo Núñez Guerrero, un dominicano que había sido deportado dos veces por convicción de narcotráfico y tenencia ilegal de armas, fue condenado ayer martes en la Corte Federal de Boston (Massachusetts), a tres años y un mes y será deportado por tercera vez después que cumpla sentencia.

Después de haber reentrado ilegalmente por segunda ocasión a Estados Unidos, Guerrero, estaba en su casa de la calle Trenton en Lawrence, con un amigo el 23 de abril de 2016, cuando se enteraron de que el hijo de su amigo había estado en una pelea en la cercana calle Poplar, según un informe de la policía.

Armado con una pistola semiautomática calibre .45 robada y sin licencia, Núñez Guerrero salió en un carro Mercedes Benz tipo SUV y, junto con el amigo y un tercer hombre, se dirigió a la calle.

Se escucharon disparos a medida que llegaban. Núñez Guerrero respondió con sus propios tiros, disparando su arma para arriba unas ocho veces y luego los tres hombres huyeron.

La policía ubicó el carro poco tiempo después. Núñez Guerrero viajaba en el asiento del acompañante. Una búsqueda permitió recuperar el arma debajo de su asiento.

Dijo a la policía que se llamaba Nelson Tejeda Pérez, en un aparente intento de mantener de evitar que la policía descubriera su récord criminal que incluía un uso anterior de nombres falsos, un cargo de drogas y dos deportaciones a la República Dominicana. La segunda repatriación se produjo sólo unos meses antes.

La policía de Lawrence lo acusó de llevar un arma ilegal y disparar a 500 pies de un edificio. Fue puesto en libertad bajo fianza, y transferido a los agentes de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE).

Ayer martes, el juez de la Corte Federal del Distrito de Massachusetts, Nathaniel Gorton condenó a Núñez Guerrero, de 43 años, a 37 meses de prisión tras haber sido sentenciado por posesión de un arma de fuego, mientras y por ser un inmigrante indocumentado.

El magistrado ordenó que cuando cumpla la condena, Núñez Guerrero sea deportado a la República Dominicana.

En el primer caso, Núñez Guerrero fue deportado in absentia (ausencia) el 20 de octubre de 2000, pero logró permanecer en los Estados Unidos durante nueve años antes de ser arrestado y enviado de vuelta a la República Dominicana.

La forma en que volvió dos veces a los Estados Unidos no ha sido revelada.

Sean Rafferty, el agente de la ICE que presentó la denuncia en su contra, en la corte federal el año pasado, dijo que no podía identificar ningún cruce fronterizo legal de entrada para los regresos de Núñez Guerrero.

Dijo que el arma disparó el dominicano en la calle Poplar, había sido reportada como robada en New Hampshire en 2009.

Núñez Guerrero se declaró culpable de los cargos de drogas y al uso de un alias en la Corte del Distrito de Lawrence en 2008.

Fue acusado de conducir con una licencia suspendida en 2007, pero fue el cargo fue anulado. También tenía condenas previas en la Corte Superior de Worcester, pero en ese tribunal no se ofrecieron detalles.

La tercera deportación lo pñone en el centro de una controversia sobre los inmigrantes ilegales que repetidamente hacen su camino de regreso a los Estados Unidos después de ser deportados.

Los críticos dicen que están habilitadas por las llamadas ciudades santuario que se niegan a cooperar con la ICE en busca de inmigrantes ilegales, a menos que tengan órdenes de arresto.

Las ciudades incluyen a Lawrence, aunque en este caso, la policía cooperó con los agentes de la ICE entregándole a Núñez Guerrero debido a sus antecedentes y los cargos penales pendientes.

Los reingresos ilegales después de las deportaciones, son un problema bastante común que el congreso tipificó en una ley federal como un crimen.

En Massachusetts, el fiscal federal interino William Weinreb, también no fue específico cuando se le preguntó por el alcance del problema de reentrada ilegal en el estado.

Se limitó a decir que él y sus fiscales centran sus esfuerzos en los peores delincuentes como criminales extranjeros violentos, pandilleros y reincidentes que vuelven a entrar después de haber sido deportados".

Por Miguel Cruz Tejada

Apple Store Google Play
Continuar