Un desafío con el destino

Por Román Polanco viernes 20 de enero, 2017

No es fácil, para mí, arrinconarme en el pasado para tratar de revertir el presente, jamás he sido un desilusionado, más por el contrario, he sobrepasado todos los atabales de la cotidianidad, además, he sido un vaivén en el transcurso del tiempo, con tantas vacilaciones que por poco tiro la toalla. Por respeto a mi persona y a los humanos sigo luchando y no pienso bajar la guardia.

Desesperado, asumo que los demás piensan igual que yo y que las cosas deben mejorar; aunque con el transcurso del tiempo he visto que la rienda del progreso está dividida en grupos antagónicos que los separa una simple milla en el pensamiento de los dominicanos, cosa esta que algún día tiene que acabar o caeremos todos en el mismo hoyo. Tenemos ahora una nueva oportunidad de mejorar la salud de la patria, que está en intensivo. Nosotros como seres pensantes debemos asumir nuestra propia responsabilidad, pero con objetivos que marquen la diferencia. Asumo que los que realizan la marcha conocen la importancia que tiene este proceso más, si no hay objetivos de continuidad podría sumarse a los fracasos anteriores.

Los nombres de los delincuentes que recibieron sobornos, nos los conoce el pueblo. Espero que cuando este articulo este en los periódicos ese objetivo haya sido sobrepasado y todo el país conozca a esos delincuentes, de esta forma seria más fácil cobrarle con penas y pago de impuestos su fechoría. Esconderle al pueblo esos nombres podría convertirse, además, en delito y eso el pueblo debe tenerlo bien claro.

Esperamos que el 22 de enero (Marcha) los dominicanos entiendan que esta es una oportunidad de oro para cambiar cosas que no están funcionando bien en el país de Duarte, Sánchez, Mella y otros Héroes.

Parece que estoy repitiendo algo que dije en las elecciones pasadas donde Guillermo Moreno no entendió lo de la Junta, que sepa yo, o se hizo el loco, ahora deseamos que todos los políticos se junten; los que no están embarrados con el caso Odebrecht.

A los organizadores: háganle un llamado a Narciso Iza Conde y al Diputado Juan Hubieres, al padre Rogelio, coño no sean egoístas, invítenlos esos son luchadores constantes.

¡Veremos qué pasa después de la MARCHA!……….

 

Comenta