Un crimen imperdonable

Por Jose Guerrero

Resulta lamentable y penoso el horrendo crimen perpetrado ayer contra el ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera, aparentemente por una persona cercana y de su entera confianza, Fausto Miguel Cruz de la Mota, quien le cegó la vida con siete disparos en hecho brutal y criminal sin precedentes.

Se destaca que los hechos se produjeron bajo el abrigo de una amistad  que se había tejido desde la infancia, impactando de manera sorpresiva e inexplicablemente a nuestra sociedad.

Lo otro es,  que el amigo personal del fenecido funcionario llego antes del mediodía a sus oficinas en el Ministerio de Medio Ambiente, y a pesar de que no tenía  un arma de fuego  visible, si cargaba encima una perturbación  que despertó la alarma  del personal, según ha transcendido.

En este sentido siempre hemos insistido en que nuestras autoridades deben  tomar medidas estrictas sin distinción de personas para registrar y chequear las entradas  de acceso a las instituciones públicas.

El hecho desagradable, horrendo y criminal, ha enlutado a la familias Jorge Mera, Jorge Villegas, amigos y relacionados y a todo el país.

Se recuerda que la defensa  de las áreas protegidas fue el principal  propósito  del fenecido ministro Orlando Jorge Mera, durante los 21 meses de gestión que tuvo dirigiendo la institución.

“En la confianza es que esta el peligro”. Según se destaca  las palabras del ministro Jorge Mera antes de los hechos fueron: “No se preocupen que Miguel es mi amigo, mi amigo, mi amigo”, para calmar a sus colaboradores  antes de cerrar la puerta que minutos más tarde se volvería a abrir para confirmar que su cuerpo seguía ahí, pero sin vida.

En este sentido, hemos  considerado muy oportuno el comunicado del Gobierno y del presidente, Luis Abinader ayer,  a través de su director de Estrategia y Comunicación Gubernamental, Homero Figueroa, expresando  sus “más profundas condolencias a la familia Mera Villegas por el fallecimiento del Ministro de Medioambiente, Orlando Jorge Mera: “Esperamos que Dios les brinde la fortaleza necesaria para sobrellevar esta terrible perdida”.

El Gobierno y el Presidente quedaron a disposición de la familia para lo que puedan necesitar”. Mas tarde, el presidente Luis Abinader, declaro tres días de duelos por el sentido fallecimiento del ministro  Orlando Jorge Mera lo cual entendemos está muy bien.

Nuestra sociedad ha quedado consternada con tan horrendo crimen y todos los dominicanos debemos permanecer en oración, esperando que caso así no se repitan para  que Dios nos mantenga alejados de las tentaciones del demonio.

POR  JOSÉ GUERRERO

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar