Un ciclista el peligro y la imprudencia

Por Nelson Rosso viernes 3 de febrero, 2017

El poder circular al margen de la línea blanca del pavimento en una bicicleta y llevar casco, rodillera, lentes, ropa protectora u otros instrumentos de seguridad, no me exonera de un accidente que me cueste la vida o me deje lesiones permanentes.

Hago este planteamiento, a raíz del peligro con que puede circular un apasionado del pedal en las carreteras y avenidas del país. La última semana de enero me enteré de dos terribles accidentes que involucran ciclistas en donde uno de ellos dio como resultado un corredor muerto y otro gravemente herido por un conductor perder el control de su carro a alta velocidad.

El más reciente dejó un hombre con severas fracturas y múltiples golpes en la cabeza y cuerpo, aquí según testigo el conductor de un camión se dio a la fuga con dirección a Constanza. Estos son solo fragmentos de lo que en realidad pasa con los ciclistas al desplazarse en carretera abierta.

Entiendo no debería ser, Porque uno o varios ciclistas a plena luz del día avanzado al costado de una carretera no tendría que ser la piedrecita en el zapato para un conductor que ve a alguien circulando. Aunque la cuota de responsabilidad debe caer en ambos pilotos.

Puntualizo esto porque también hay cicleteros que de momento irrumpen con la prudencia al transitar de manera irresponsable en algunos tramos obviando que en la carretera ellos son el huevo y cualquier otro elemento externo puede ser la piedra y ustedes imaginaran el desenlace de esto.

Les recuerdo que somos el país con mayor cantidad de accidentes por cada 100 mil habitantes, todos estamos expuesto a esto. La mayoría de incidentes de ciclistas no se fiscalizan como tales (accidentes de bicicletas) en gran manera son personas de clase media y van a clínicas donde reportan como un simple percance y el mismo se archiva como un peatón común cuando no debería ser así.

El parque ciclista nacional es de aproximadamente de 2 millones de bicicletas este sector ha tenido un crecimiento cerca de un 300 % comparado con 6 años atrás Según datos de ADUANAS. Plasmo estas cifras porque es necesario que paralelo a este crecimiento hagamos movimiento de prudencia en toda la población y que se unan al mismo, porque más que entretenimiento aquí se puede conseguir salud, relajación y buenas compañías.

A ti conductor quiero recordarte que es de cobarde atropellar una persona, huir y dejarlo que herido en el pavimento. Tu vehículo cuenta con una serie de elementos que no solo están como valor agregado a tu medio de transporte, están allí por sentido lógico. Me refiero a un claxon (bocina) un guía para direcciones, un sistema de freno para detenerte, acelerador para utilizarlo y avanzar en los momentos debidos, Así como otros tantos que te dan la posibilidad de cuidarte tú, el vehículo y a todos los que circula a tu alrededor.

A ti, compañero del pedal quiero pedirte que hagas conciencia del riesgo que tomas al circular de manera indebida en tramos de carreteras con alto flujo vehicular, al transitar hazlo de manera que no le interrumpas el paso a otros vehículos, ayúdanos a difundir la concientización de seguridad vial.

Quienes me conocen saben en de que manera me preocupa el cómo se conduce en este país, las imprudencias de los conductores y peatones y la falta de sanciones por parte de las autoridades ante las violaciones que inciden a cada minuto los actores antes mencionados.

Muchas personas en este país, en especial los choferes desconocen la cultura de un ciclista, aún está muy limitada la concientización de los atletas del pedal en territorio nacional y claro está, ante este desconocimiento se eleva el riesgo de poder hacer una ruta en cualquier carretera.

 

Comenta