Un “caballo de troya” anti PLD a la LMD

Por Humberto Salazar lunes 16 de enero, 2017

La guerra de los griegos en contra de los troyanos llevaba ya mas de nueve años, en La Eneida de Virgilio, se narra que la desesperación había invadido el espíritu de los primeros, que aunque habían logrado dar muerte a Aquiles, no podían atravesar las enormes murallas que defendían la ciudad de Troya.

Hasta que se les ocurrió la idea de usar una estratagema que ha pasado a la historia como un ejemplo de la forma de engañar a un enemigo que parece imbatible, unos dicen que fue una muestra de paz, y otros que se retiró al ejercito griego haciendo creer que era un regalo a los dioses y admitiendo la derrota.

Lo cierto es, según lo afirman tanto Homero como Virgilio, que llevaron hasta las puertas de Troya a un enorme caballo de madera, el cual despertó tanto la curiosidad de sus habitantes, que abrieron las puertas y lo recibieron dentro como un regalo magnifico de sus enemigos.

Solo que dentro del caballo, se encontraban escondidos un grupo de soldados griegos, quienes esperaron a que cayera la noche y muy silenciosamente, se descolgaron en silencio amparados por la oscuridad y abrieron las puertas de la ciudad, dejando entrar a su ejercito, tomando desprevenidos a los troyanos, a quienes mataron y degollaron tomando la ciudad y destruyéndola para siempre.

Este episodio de la historia antigua, que nadie sabe si es parte de una leyenda u ocurrió realmente, ha pasado como ejemplo de como usar una estratagema, un engaño, una mentira, para hacerse pasar como amigo en algún momento y después, usar esa pretendida amistad para destruir a quien en forma magnánima le abrió las puertas en su momento.

El grave problema de los que se dedican a la política en la República Dominicana, es ademas de su falta de formación, que los hace ser incoherentes, es la creencia de que los demás son estúpidos y ellos, pero solo ellos, se consideran con la capacidad suficiente para engañar a todo el mundo.

La semana pasada, el Partido Revolucionario Dominicano, realizó un acto público, donde presentó al señor José Leonel Cabrera, como su candidato a la secretaría general de la Liga Municipal Dominicana, a lo que tienen todo su derecho, si no fuera porque esta acción incluye detalles que habría destacar.

Lo primero es, que el candidato en cuestión, se hizo acompañar del señor Antonio Peña Guaba (Tony), quien es secretario general de ese partido, quien antes de pedir nada al PLD, debería aclarar cual fue el color de su voto en las pasadas eleciones nacionales.

En el periódico El Caribe del 15 de junio del año 2015, este dijo lo siguiente: ¨Como hijo de José Francisco Peña Gómez yo no voy a votar por el PLD por el respeto a la memoria de mi padre….me voy a aislar, no tengo candidato presidencial porque por Danilo yo no voto no¨.

Es decir, como este señor ha sido una de las voces mas estentóreas en el grito de que le den la LMD a un miembro de su partido, nos imaginamos que está pidiendo un cargo como ese para entrar orondo a un lugar de poder que no se ganó con su trabajo a favor del PLD y el Presidente Danilo Medina.

Solo que públicamente, de manera enfática y hasta emotiva, usando el nombre de una persona que murió y cuyos hechos debe juzgar la historia y no un ser vivo, se negó a trabajar y mucho menos votar por el PLD y el que era en ese entonces su candidato a la presidencia, solo que es el partido morado, organización de la cual al parecer siente vergüenza, quien tiene mayoría absoluta para decidir el cargo que pide.

Pero no solo eso, el mismo señor Cabrera (mejor conocido como Neney), ha planteado durante mucho tiempo, sus ideas de como combatirá desde dentro al PLD, que es el partido hegemónico del amplio frente que constituye el actual gobierno, y deja claro que su misión es tratar de sustituirlo a través de un acuerdo con sus compañeros del Partido Revolucionario Moderno.

En una entrevista que dio al programa Síntesis de Julio Hazim el 26 de abril del pasado año, días antes de las elecciones, de la que se hicieron eco algunos periódicos, el señor Cabrera afirmó lo siguiente: ¨si bien es cierto que el PLD en este momento goza de una alta apreciación en la sociedad, no es menos cierto que viene acumulando un nivel de desgaste y que para el 2020 veo muy difícil que el PLD pueda articularse con posibilidades de éxito porque hay un cansancio colectivo natural, mas de lo mismo¨.

Y no solo eso, según la nota publicada en varios medios nacionales, Cabrera dijo ¨que tras las elecciones del 15 de mayo trabajará para el reencuentro en la organización de los disidentes que actualmente se encuentran en el Partido Revolucionario Moderno (PRM)¨.

Si tomamos estas palabras y las traducimos a una acción política, tendremos la confesión de la persona a quien el PRD quiere que entreguen la secretaría general de la LMD, de lo que serían sus objetivos políticos para los próximos años, que se resumen en la construcción de un proyecto alternativo al PLD unido a los miembros del PRM, bajo el argumento de que hay un ¨cansancio colectivo general, (y que el PLD) es mas de lo mismo¨.

Es decir, el actual partido de gobierno debe ¨afilar cuchillo para su propia garganta¨, y en base a un acuerdo político que los perredeístas han cobrado en demasía, también debe entregar una posición sobre la que tiene absoluto control, el PLD posee los votos suficientes para nombrar al incumbente de la LMD sin negociar con nadie, a una persona que confiesa su anti-peledeísmo y su intención de armar una entente con el PRM para desalojarlo del poder.

Nada mas parecido a la leyenda o historia de la caída de Troya, dejar entrar ocultos en un caballo, a un grupo de enemigos a un espacio de poder de presencia nacional, porque hay que recordar que la influencia de la LMD abarca los mas de 150 alcaldías y 230 distritos municipales de todos los colores partidarios diseminados en el territorio nacional, para desde ahí, usar los recursos de ese organismo para sacar al mismo PLD del poder.

Las posibilidades de que el PLD entregue la LMD al PRD, y sobretodo a enemigos jurados del actual gobierno como el señor Tony Peña Guaba y José Leonel Cabrera son lejanas, y como muchos nos preguntamos lo que hacía el presidente del PRD Miguel Vargas en la presentación de esa candidatura, porque la primera víctima de esta conjura sería el actual ministro de relaciones exteriores del gobierno.

Sin dudas, la primera cabeza que rodaría si los que se quieren meter dentro del caballo de Troya de la LMD logran su propósito, es la del actual presidente del PRD, después de todo, siempre han tenido en la mira sustituir a Vargas, a quien consideran culpable de la división de su partido y la alianza con sus adversarios tradicionales de color morado, típico de la forma de actuar de los perreme-perredeístas que lo acompañan.

 

Comenta