Un acuerdo UASD-Barrick Gold: ¡Pardiez!, un anatema al país

Por Francisco Rafael Guzmán

Recientemente he estado recibiendo varios videos que me envía un grupo de WhatsApp, en los cuales se hace alusión a un acuerdo de la UASD con la empresa minera canadiense Barrick Gold, considerada la corporación transnacional más grande del mundo dedicada al negocio del oro. Sencillamente, esto es un caramelo envenenado al cual la Primada de América y sobre todo en la persona de su señora rectora, la Doctora Dona Emma Polanco Melo, la cual ha tenido muchos éxitos en cuanto a la buena imagen de la universidad estatal durante su gestión y ella debe tener en cuenta que la academia que dirige es una entidad que tiene su naturaleza y su historia.

La Barrick Gold es una transnacional o trasnacional, la cual se coloca y coloca sus intereses por encima de los gobiernos, de los Estados locales, esas empresas les pasaban por encima a las decisiones de los parlamentos antes de que el modelo neoliberal existiera. Esas empresas empobrecen a los países macerando sus recursos naturales, agotándolos desde su hontanar hasta su ultimo curso, sin ningún tipo de conmiseración con la madre naturaleza y con el destino de las futuras generaciones, sin importar que la calidad de los suelos y la deforestación conviertan en yermas las tierras y la desertificación del territorio sea una realidad cruel. Así la UASD no debe prestarse a recibir ayudas de nadie a cambio de legitimar inversiones privadas, pero mucho menos de una empresa extranjera, porque eso no obedece al interés nacional; además, con las alianzas público-privadas, las llamadas APP, que no son exclusivas de este gobierno y que se  venían dando desde el mil veces infausto gobierno de Danilo Medina, pero a mi entender hubo alianzas público-privadas desde el gobierno de Leonel Fernández, lo que vamos a tener es mucho más pobreza.

La UASD no puede aceptar ayudas para construir locales de centros regionales o consistentes en la construcción o donación de tales locales, o cualquier otro tipo de ayuda, así sea una subvención  pecuniaria para completar el presupuesto de gastos corrientes, que provengan de corporaciones privadas y menos de transnacionales, siempre que tales ayudas estén condicionadas.

Un ex-funcionario del gobierno anterior me dijo una vez que su abuelo le decía que nada se daba si no era a cambio de algo, lo que no aplica necesariamente en las relaciones humanas amistosas, si aplica en las relaciones públicas y en las empresas. La empresa privada, que es una entidad con fines de lucro, no da algo si no es a cambio del lucro del empleador o propietario (burgués), pero la UASD debe saber de que quien o de quienes tiene que cuidarse, sobre todo es de las empresas transnacionales que quieren esquilmar nuestros recursos naturales hasta más no poder depredándolos y timando hasta los propios Estados.

No puede nuestra Primada de América consumar ese acuerdo con la empresa Barrick Gold estaría poniendo su nombre y su prestigio ancestral que mucho acostado, se desnaturalizaría. La rectora y el actual Consejo Universitario, al parecer no han consultado a la comisión ambiental, para asesorarse  de lo pernicioso de semejante acuerdo con una empresa transnacional. Así no puede ser, pues todo indica que se trata de caramelos envenenados, aunque sean de la marca italiana Perugina, que les gustan hasta a los diabéticos.

Le tiene el autor de este articulo un gran aprecio a la actual rectora y creo que si ese acuerdo llega a la consumación la imagen de su gestión se vería empañada, a veces vale la pena retroceder antes que lamentar; la Doctora  Emma Polanco Melo conto con su capacidad de liderazgo para llegar a la rectoría, su capacidad de manejar  el conflicto, como si fuera una mujer de Estado, no quisiera el autor de este artículo que por las necesidades de la UASD, termine ella misma con la mística de esta de representar los mejores intereses nacionales y se le cargara la gran culpa a la gestión de la Primera Mujer Rectora. No dejemos que le retuerzan el brazo a la UASD.

Dolores Ibarrubi decía: Más vale morir de pie que vivir de rodillas. La dignidad está por encima del poder, el lucro desmedido de empresas y el afán por la materialidad desmedida de algunos individuos.

La UASD a costa de una ligera mejoría no puede enajenarse de la defensa del interés nacional y tiene que seguir pensando en la defensa del interés nacional por las futuras generaciones. Recordemos el discurso del presidente Allende en las Naciones Unidas en 1972 sobre lo que son las empresas transnacionales, el cual aparece en internet.

Según manifiesta el portal argentino www.sincensura.org.ar, la corporación minera canadiense Barrick Gold nace por gestiones “inescrupulosas” del “narcotraficante” Peter Munk, antes asociado al magnate Adnan Khashoggi, probable traficante de armas de origen árabe Saudita.

Por Francisco Rafael Guzmán F.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar