Un 11 de septiembre

Por Rafael Alfredo Marcano Guzmán martes 11 de septiembre, 2018

El día 11 de septiembre de 2001 fue un día que cambió el mundo. Todos recordamos con exactitud que hacíamos y donde estábamos al momento de impactar dos aviones contra las Torres Gemelas, uno contra el Pentágono y un cuarto avión, que gracias a la valentía de los pasajeros fue estrellado en un campo de Pensilvania antes de alcanzar su objetivo, el emblemático edificio del Capitolio, en la ciudad de Washington, D.C.

Ese día más de 3,000 personas perdieron la vida. Más de 6,000 resultaron heridas.

Aquel día la seguridad del mundo fue tomada por sorpresa y desde entones, los seres humanos perdimos la paz y la tranquilidad.

Con los ataques del 11 de septiembre de 2001 se dio inicio a la guerra contra el terrorismo, siendo esta la primera guerra del siglo XXI. Los resultados de esta guerra distan mucho de los objetivos planteados. Hoy el mundo es un lugar más inseguro. Hoy el mundo sufre más ataques terroristas.

Hoy 11 de septiembre es bueno recordar otro atentado terrorista, donde los muertos, heridos y desaparecidos son más numerosos que los del 2001, pero que por alguna razón muchas veces pasa desapercibido sin que nadie lo recuerde.

Hoy 11 de septiembre es bueno refrescar la memoria y recordarle al mundo, que antes del 11 de septiembre de 2001 existió un 11 de septiembre de 1973. Este atentado ocurrió en Chile, y donde con el apoyo de los Estados Unidos de América se perpetró un golpe de estado en contra del gobierno del Presidente Salvador Allende Gossens.

Salvador Allende asumió en 1970 como presidente de Chile, siendo el primer político de orientación marxista en el mundo que accedió al poder a través de elecciones generales en un Estado de Derecho. Su pecado fue ser marxista y poner en marcha una serie de reformas que afectaban los intereses de los Estados Unidos.

Tras el golpe de estado que terminó con la vida de Salvador Allende, Chile vivió una dictadura encabezada por Augusto Pinochet Ugarte, la cual duró 17 años y donde las violaciones a los Derechos Humanos era cosa de todos los días.

Aunque no hay unanimidad respecto al número real de víctimas de las violaciones a los derechos humanos en Chile, los informes de la Comisión de Verdad y Reconciliación (Informe Rettig) y la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura (Informe Valech) hablan de 40.000 personas que han sido detenidas, desaparecidas, ejecutadas, torturadas o presas políticas reconocidas, de las que 3.065 están muertas o desaparecidas. Además, otras 200.000 sufrieron el exilio.

A lo largo de toda su historia los Estados Unidos de América tienen un historial de invasiones e intervenciones en innumerables países del mundo, con el único objetivo de imponer su voluntad y defender sus intereses económicos y políticos, sin tomar en cuenta las consecuencias que sus acciones provocaran en esos países que han sido víctimas de su accionar.

La vida y sus misterios muchas veces nos enseñan de mala manera la lección que no queremos aprender por las buenas. Nos enseña que todo lo que va, viene.

Un 11 de septiembre de 1973, Estados Unidos de América sembró terror. Un 11 de septiembre de 2001, Estados Unidos de América cosechó terror.

Por Rafael Alfredo Marcano Guzmán

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar