UASD celebra Día Internacional de la Mujer

Por Carlos Luis Baron Miércoles 8 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- La Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), a través del Instituto de Investigación y Estudios de Género y Familia ( (IGEF), adscrito a la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales (FCES) de esa academia, celebró este 8 de marzo el “Día Internacional de la Mujer” con un paro simbólico durante una hora.

La actividad se desarrolló en la parte frontal de la Biblioteca Pedro Mir y estuvo presidida por la directora del IGEF, Fidelina de la Rosa, quien expresó que en esa ocasión las mujeres del mundo promueven “Un Paro Simbólico” en los lugares de estudios y de trabajo para denunciar los altos niveles de discriminación que sufren en distintos ámbitos de la vida.

En el encuentro de las damas también se dieron cita profesores, empleados y estudiantes, quienes condenaron las múltiples formas de abusos y violencia contra la mujer, al tiempo que demandaron el respeto a sus derechos, tal como se establece la Constitución de la Republica.

La funcionaria uasdiana dijo que el “Yo Paro” exige al Estado desarrollar políticas públicas donde se establezca la equidad de género (la cual no se cumple en la actualidad) y se definan políticas de prevención contra los abusos cometidos en contra de las féminas.

Manifestó también la maestra De la Rosa que en esa academia estatal, Yo Paro exige que las autoridades universitarias definan políticas de prevención a favor de todas las uasdianas (profesoras, empleadas y estudiantes) y destacó que en nuestro país el 65% de los hogares pobres son encabezados por mujeres.

Asimismo, señaló que las mujeres se niegan a ser esclavizadas y traficadas, por la maternidad forzada, por no tener acceso a anticonceptivos y porque el Estado las condena a muerte al legitimar la violencia y permitir que el 41% de los matrimonios sean uniones infantiles y que el 31.7% de las dominicanas sufren acoso sexual.

Finalmente, lamentó que solamente el 4% de las denuncias de violencia contra las mujeres sean judicializadas y que nuestra nación ocupe el tercer lugar en América Latina en cuanto a la tasa de feminicidios.