Tusk acusa al Gobierno polaco de orquestar una “caza de brujas” en su contra

Por admin miércoles 19 de abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, BERLIN.- El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, acusó hoy al Gobierno polaco de orquestar una "caza de brujas" en su contra por hacerle ir a declarar ante la fiscalía de Varsovia por un presunto acuerdo entre los servicios secretos de Polonia y Rusia cuando él era primer ministro del país polaco (2007-2014).

Poco antes de la declaración, Tusk, del principal partido opositor polaco, el liberal Plataforma Ciudadana (PO), aseguró a medios locales que el proceso por el que se le investiga forma parte de una campaña para desprestigiarle de la actual formación en el Gobierno, la ultraconservadora Ley y Justicia (PiS).

"No tengo ninguna duda de que esto es parte de una campaña de calumnias. Sus autores no lo ocultan", aseguró.

El presidente del Consejo Europeo ha sido convocado a testificar -y él ha accedido pese a disfrutar de inmunidad comunitaria- en una investigación de la fiscalía de Varsovia por un supuesto pacto entre las inteligencias de Polonia y Rusia.

Aparentemente este acuerdo no contaba con la obligatoria autorización del primer ministro, aunque un exresponsable de la contrainteligencia militar polaca ha asegurado que Tusk la había aprobado.

Cientos de partidarios de Tusk le esperaban a su llegada a la estación central de trenes de Varsovia gritando lemas como "Polonia libre y europea" y le acompañaron a pie hasta las oficinas de la fiscalía, a un kilómetro de distancia.

Las diferencias entre Tusk y el Gobierno polaco son evidentes, como quedó patente cuando la primera ministra polaca, Beata Szydlo, fue la única jefa de Gobierno de los Veintiocho que votó en contra de su reelección para un segundo mandato al frente del Consejo Europeo.

El Gobierno polaco ya ha intentado involucrar a Tusk en el accidente aéreo de 2010 que acabo con la vida del entonces presidente del país, Lech Kaczynski, y en un caso de presunta malversación de fondos y espionaje a periodistas. EFE