829-917-7231 | 809-866-3480

Turquía y el Reino Unido planean elevar su intercambio comercial tras el “brexit”

Por El Nuevo Diario Sábado 28 de Enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, ESTAMBUL.- La primera ministra británica, Theresa May, y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, mantuvieron hoy un encuentro en el que se plantearon mejorar las relaciones comerciales de cara a la futura salida del Reino Unido de la Unión Europea.

"Queremos aumentar nuestro volumen comercial desde 15.600 millones de dólares (14.500 millones de euros) hasta 20.000 millones (18.700 millones de euros). Hablamos de una asociación estratégica", anunció Erdogan tras reunirse con May en Ankara.

"Queremos entrar en el mercado británico. Y nos haría felices que el Reino Unido invirtiera en Turquía", dijo Erdogan tras una reunión en la que uno de los temas tratados fue la redefinición de las relaciones comerciales tras la salida del Reino Unido de la UE.

Erdogan se refirió en particular a la colaboración en materia de defensa y la participación británica en el proyecto del cazabombardero turco TF-X.

May también abogó por intensificar las relaciones comerciales con Turquía y anunció la creación de un grupo de trabajo para preparar el terreno para cuando se haya producido el "brexit".

"Los dos queremos construir sobre los vínculos ya existentes. Y creo que hacerlo será beneficioso para nuestros países y la prosperidad de nuestras dos naciones", dijo la política conservadora ante la prensa.

May, que se reunió ayer en Estados Unidos con el presidente Donald Trump, está buscando vías para expandir las relaciones económicas del Reino Unido con países fuera de la UE.

Es la primera vez que May -que calificó la reunión de "fructífera"- viaja a Turquía desde que ocupó el cargo de primera ministra el pasado verano.

La jefa del Ejecutivo británico también se refirió al fallido golpe de Estado en Turquía del pasado 15 de julio.

"Estoy orgullosa de que el Reino Unido estuviera a su lado el 15 de julio del pasado año en defensa de la democracia y ahora es importante que Turquía sostenga la democracia manteniendo el imperio de la ley y sus obligaciones internacionales de derechos humanos, tal y como el Gobierno se ha comprometido a hacer", señaló May.

Turquía ha sido muy criticada por la UE y varios países europeos por la ola de detenciones y despidos lanzada tras la intentona golpista al amparo del estado de excepción en el que vive el país desde hace medio año.

La primera ministra británica también declaró que los dos países están trabajando juntos en Siria para luchar contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) y "crear las condiciones para la paz".

Respecto a Siria, Erdogan apostó por "cambiar las relaciones dentro de la coalición" liderada por Estados Unidos para luchar contra el EI.

Ambos mandatarios también informaron de que han discutido sobre la crisis de los refugiados y el proceso de reunificación de Chipre, un tema en el que May aseguró se está trabajando para llegar pronto a un acuerdo.