Turismo de cruceros en Barahona y Puerto Puerto Plata

Por Luis Eduardo Díaz Franjul Jueves 23 de Febrero, 2017

En tan solo cinco días este mes de febrero arribaron 12,251 cruceristas a la terminal turística Amber Cove ubicada en el distrito municipal Maimón, provincia de Puerto Plata. El Carnival Magic, con 5,057 visitantes; Carnival Splendor, con 4,140 personas; Adonia, con 1,060 turistas; y el Rotterdam, con 3,004 viajeros. Luego el domingo 19 de febrero llegó el crucero Costa Delizia, con 5,057 visitantes. Se espera que febrero cierre con 37,423 cruceristas a través de esta terminal según reportó Diario Libre de fecha 18/2/2017.

De acuerdo a las estadísticas del Ministerio de Turismo (Mitur) el consumo promedio por cada crucerista es de US$100.00 diarios. Si multiplicamos por 37,423 viajeros el total es US$3,742,300.00 millones en el mes de febrero. El reportaje no especifica los días que cada crucero permanece anclado en la terminal Amber Cove. Si convertimos ese total en pesos dominicanos, al 47 X 1, estamos hablando de RD$175,888,100.00 millones en tan solo un mes y/o RD$5,862,936.5 millones diarios. Aleluya! Esto se llama bonanza turística en Puerto Plata.

Pero esa bonanza no es tan solo en Puerto Plata. De acuerdo con el reportaje los turistas no solo visitan diversos lugares de Puerto Plata, incluyendo playas, monumentos y plazas turísticas, sino también otras localidades de la región Norte del país, entre ellas Santiago. Para desplazarse a las diferentes zonas de excursiones los cruceristas utilizan los servicios de taxi, autobuses, safari y autos rentados, lo que dinamiza las actividades comerciales tanto de Puerto Plata como de otras localidades vecinas. A esto se le conoce como efecto multiplicador del turismo.

Según explicó el director provincial de Medio Ambiente de Puerto Plata, Carlos Finke, unas 350 mil personas visitaron en 2016 las áreas protegidas de esta provincia, uno de los principales atractivos para los excursionistas y turistas de la región, de los cuales el 70% fueron extranjeros. Los mayores flujos se observan en el Monumento Natural Lima Isabel de Torres (Teleférico), Monumento Natural Saltos de Damajagua; el Santuario de Mamíferos Marinos de Estero Hondo y Cayo Arena, y el Monumento Natural Laguna Cabarete y Golita.

 

El éxito del turismo de cruceros en Puerto Plata se debe al sector privado principalmente, en este caso la internacional Carnival Corporation y la local Agencias Navieras B&R, quienes se asociaron para hacer realidad este maravilloso proyecto. República Dominicana cuenta con trece puertos, siete estales, tres concesionados y dos privados. Los que están en concesión son Cabo Rojo en Pedernales, Haina y Don Diego-Sansouci en Santo Domingo. Los puertos de Barahona, Azua, San Pedro de Macorís, Samaná, Puerto Plata, Boca Chica y Manzanillo son manejados por el Estado. Son Puertos Privados el Multimodal Caucedo de Boca Chica; Amber Cove en Maimón, y La Romana.

 

Visto lo anterior observemos bien lo siguiente para entender mejor lo que planteo más adelante. El puerto Multimodal Caucedo tiene una profundidad de 13.5 metros, Haina 11 metros, Cabo Rojo 10.67 metros, y Barahona 10.8 metros, Manzanillo 10.5 metros, Santo Domingo 10 metros, Puerto Plata 9.16 metros, Samaná 9.15 metros, Azua 9.154 metros, San Pedro de Macorís 9.3 metros, La Romana 7.97 metros, y Boca Chica 7.62 metros. Estas medidas de profundidad se observan en el libro “Océanos de Tinta y Papel. Historia de la navegación y del desarrollo marítimo dominicano”, libro auspiciado por la Agencia Naviera B&R con una primera edición de mil quinientos ejemplares en noviembre 2011.

 

Antes de seguir deseo destacar la entrevista realizada al director ejecutivo de la Autoridad Portuaria Dominicana (Apordom), Víctor Gómez Casanova (Diario Libre, 13/2/2017) quien dijo que la República Dominicana se encuentra inmersa en la elaboración de la “Estrategia Nacional Marítima y Portuaria” con el objetivo de aunar esfuerzos y unificar criterios de los diferentes actores de ese sector. Ya se convocó un diálogo de 48 horas en el que participaron más de una docena de instituciones públicas, incluyendo ministerios, empresas y asociaciones del sector privado, quienes constituyeron 11 mesas de trabajo para discutir igual cantidad de temas.

 

El lector habrá notado que el calado del muelle de Barahona (10.8 metros) es mayor que el de Santo Domingo, Puerto Plata y Samaná. En vista de eso queremos llamar la atención no tan solo del lector sino también de los ministerios de Turismo, de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y Energía y Minas; obviamente la Autoridad Portuaria Dominicana no puede faltar ahora con la puesta en marcha de la “Estrategia Nacional Marítima y Portuaria”. A decir verdad, lo ideal es ver el área portuaria de Barahona como “Area Internacional de Libre Comercio y Turismo”, con énfasis en el turismo de cruceros, tal y como lo he planteado en alguno de mis artículos escritos en la prensa digital desde 2012 a la fecha. Varias alternativas he señalado.

 

En los puertos de Santo Domingo, Puerto Plata y Samaná existe lo que se llama “operación portuaria combinada” que envuelve actividades comerciales y turísticas, en este caso turismo de cruceros. Lo mismo podría suceder en el muelle de Barahona donde hasta ahora solo existen actividades de un monopolio minero-industrial de empresas contaminantes, exceptuando el Consorcio Azucarero Central (Ingenio Barahona). Todavía no se sabe de dónde vino la orden que impide a los barahoneros y extranjeros visitar este puerto propiedad del Estado dominicano, con o sin presencia de barcos, lo que parece algo sospechoso.

 

Es verdad que en Barahona hace falta un “espectro empresarial” que dinamice y proyecte la actividad comercial y turística por el muelle de Barahona. En mi artículo “Turismo de Cruceros en Barahona y Pedernales” planteo como resolver esta situación que puede ser aprovechada por otro “espectro empresarial” nacional o extranjero en el cual el sector privado de Barahona podría participar. Mi posición sobre el turismo de cruceros en Barahona se refleja en artículos escritos a partir de 2012 y en cartas que desde finales de 1015 dirigí a los ministros de Turismo, y Energía y Minas. También tengo que mencionar la carta de fecha 26/1/2017 que dirigí al Exmo. Señor Presidente de la República, Lic. Danilo Medina Sánchez, visto su interés de que República Dominicana alcance la meta de 10 millones de turistas en 10 años.

 

Como siempre he expresado en artículos anteriores sobre Barahona y el Suroeste el turismo de cruceros en Barahona es la opción ideal en el corto-mediano plazo para el despegue turístico de la región Enriquillo (Barahona, Pedernales, Independencia y Bahoruco). Tanto el sector privado del país como también el sector público, incluyendo mis compueblanos, están al tanto de mis planteamientos por la prensa digital, a quienes siempre envío mis artículos vía internet. A qué se debe esto? Si escribía desde hace tiempo sobre el turismo de cruceros en Barahona, mucho antes de lo que hoy se conoce como Amber Cove, ya es tiempo de que Barahona se mire en el espejo de Amber Cove y decidir si quiere o no seguir en el ostracismo.

 

Es el momento de hacer callar aquellas voces, tanto públicas como privadas, que de tiempo en tiempo alaban, destacan y elevan por las nubes el potencial turístico de Barahona sin aportar ideas puntuales o planteamientos concretos para convertir el ostracismo en esplendor. Es hora de dejar atrás las famosas “alianzas estratégicas” y/o “planes de desarrollo estratégico”, donde se juntan mansos y cimarrones con ideas que si bien lucen en el papel en la práctica dan más vueltas que una noria, hasta el agotamiento y desencanto. Y así continuará la historia mientras los barahoneros le sigan dando la espalda al mar. Mirémonos en el espejo de Amber Cove y en 0el resurgimiento turístico de Puerto Plata.