Tsipras: El déficit exagerado del sur es por el superávit exagerado del norte

Por admin lunes 10 de abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, MADRID.- El primer ministro griego, Alexis Tsipras, dijo hoy que "los déficits exagerados del sur son por los superávits exagerados del norte, y tenemos que solucionar esa exageración".

Tsipras intervino en Madrid en la reunión de los países del sur de la Unión Europea (UE) que, como una de sus conclusiones principales, apostó por dotar al proyecto europeo de "una dimensión social" que se constituya en el "eje de nuestro proyecto de integración".

El jefe del Gobierno griego advirtió de que "las normas las tienen que cumplir todos", en referencia a las reglas de la unión monetaria, y se refirió a que los países del norte -fundamentalmente Alemania- no acatan lo pactado cuando disponen de unos superávits tan importantes.

En su intervención, Tsipras recordó el acuerdo alcanzado el pasado viernes en el Eurogrupo, que establece un superávit primario (antes del pago del servicio de la deuda) de un 3,5 por ciento y, a partir de entonces y como punto de partida, "solucionar el problema de la deuda, la crisis griega y con ella la crisis de toda Europa".

El primer ministro griego habló hoy de una Europa que "comparta los riesgos" y para ello, según su versión, es necesario un presupuesto europeo fuerte, una programación de inversiones en la lucha contra el desempleo y un bono europeo.

"Queremos un pilar social y superar la crisis económica, superar las desigualdades que hay en su interior…Las normas se tienen que cumplir por todos", advirtió.

Los países del sur de la UE (España, Grecia, Portugal, Malta, Chipre, Italia y Francia) reafirmaron su compromiso por completar el Mercado Interior y apostaron por una política comercial "abierta y basada en normas".

Además, manifestaron, "la dimensión social de la Unión Europea exige que los ciudadanos constituyan el eje de nuestro proyecto de integración", mejorando, entre otros asuntos "una movilidad laboral que garantice los derechos sociales".

Los Estados del sur de la UE creen que "un pilar europeo de derechos sociales", basado en el acervo europeo social y laboral", puede contribuir al objetivo de la dimensión social europea.