Trump pone a los demócratas entre la espada y la pared con los “dreamers”

Por EFE viernes 29 de diciembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, WASHINGTON.- El presidente de EE.UU., Donald Trump, vinculó hoy una solución migratoria para los 800.000 jóvenes indocumentados conocidos como “dreamers” o “soñadores” a la financiación en el Congreso para construir el muro con México, y puso así a los demócratas entre la espada y la pared.

“A los demócratas se les ha dicho, y lo han entendido por completo”, advirtió Trump en un mensaje en Twitter.

Trump vinculó así la construcción del muro en la frontera sur con uno de los principales caballos de batalla de los demócratas: un programa que sustituya a DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia), impulsado por el expresidente Barack Obama en 2012 y derogado por el ahora mandatario en septiembre.

El programa otorgó permisos de trabajo y residencia a unos 800.000 jóvenes indocumentados conocidos como “dreamers” o “soñadores” que llegaron de niños al país y que ahora están en un limbo y con la amenaza de la deportación cada vez más cerca.

Cuando derogó DACA en septiembre, Trump dio seis de margen a los “soñadores” -hasta el 5 de marzo de 2018- para que el Congreso de mayoría republicana acordara una solución legislativa para su situación migratoria.

Desde entonces, los republicanos han dicho que esta solución debe aprobarse junto a unos presupuestos acordes con la agenda migratoria de Trump, y eso incluye financiación para el muro, que los demócratas se niegan a aprobar.

Hoy, Trump hizo explícito lo que muchos de sus líderes en el Congreso ya habían dicho, la solución para los “dreamers” llegará acompañada del “desesperadamente necesario muro” y “el fin de la horrible inmigración en cadena”.

El presidente también incluyó en sus exigencias “el fin del ridículo sistema de lotería migratoria”, un sistema por el que Estados Unidos asigna aleatoriamente unos 50.000 visados al año a ciudadanos de países con bajas tasas de inmigrantes en el país.

Trump insistió recientemente en ello después de que un inmigrante uzbeko que llegó a EE.UU. gracias a esa lotería perpetrase un atentado en nombre del Estado Islámico (EI) en Nueva York en el que mató a ocho personas a finales de octubre.

“Debemos proteger nuestro país a cualquier precio”, agregó en su mensaje en Twitter el presidente, que está pasando las vacaciones navideñas en su club privado Mar-a-Lago en Palm Beach (Florida).

La respuesta de los demócratas a la advertencia de Trump llegó de la mano del Caucus Hispano del Congreso (CHC), organización que agrupa a unos 30 congresistas de origen hispano.

“Llamemos a esto por su nombre, el presidente está utilizando las vidas de 800.000 ‘soñadores’ como moneda de cambio para impulsar su agenda antiinmigración”, dijo en Twitter el CHC.

Trump ha mantenido ya diversas reuniones en la Casa Blanca con los líderes demócratas en el Congreso, Chuck Schumer (Senado) y Nancy Pelosi (Cámara de Representantes), para abordar asuntos legislativos como los “soñadores” o los presupuestos.

De hecho, el Congreso, con el apoyo de algunos demócratas, ha extendido con financiación a corto plazo este diciembre los presupuestos en dos ocasiones para evitar un cierre parcial de Gobierno durante las fiestas navideñas.

La última extensión, pactada el 20 de diciembre, da margen hasta el 19 de enero para que republicanos y demócratas lleguen a un acuerdo.

El Caucus Hispano se opuso a esa extensión presupuestaria que algunos de sus compañeros demócratas apoyaron.

El representante Luis Gutiérrez, uno de sus miembros, advirtió de que los demócratas enfrentarán consecuencias en las elecciones legislativas de 2018 en caso de que no aborden una solución para los “dreamers” en enero, cuando termina el nuevo plazo de financiación.

“Los demócratas no pueden estar tan seguros de su victoria en 2018”, dijo entonces Gutiérrez.

 

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar