Trump nominará hoy a una decena de jueces para vacantes en cortes federales

Por El Nuevo Diario Lunes 8 de Mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, WASHINGTON.- El presidente de EE.UU., Donald Trump, nominará hoy a una decena de jueces para puestos en tribunales federales, en un primer esfuerzo por cubrir las más de 120 vacantes en esas cortes tras el logro de colocar al juez conservador Neil Gorsuch en uno de los asientos vitalicios del Supremo.

El portavoz de Trump, Sean Spicer, adelantó en su rueda de prensa diaria que la Casa Blanca publicará hoy la lista con esos 10 nominados, todos ellos elegidos "por su profundo conocimiento de la ley y su compromiso con el respeto de los principios constitucionales".

Según detalló Spicer, dos de esos nominados estaban también en la lista de una veintena de potenciales candidatos al Tribunal Supremo que Trump presentó el año pasado durante la campaña electoral.

Se trata de la jueza Joan Larsen, actualmente en la Corte Suprema del estado de Michigan y a la que Trump nominará para el Tribunal de Apelaciones del Sexto Distrito; y de David Stras, ahora magistrado del Supremo de Minesota y que será propuesto para el Tribunal de Apelaciones del Octavo Distrito.

Trump se anotó una importante victoria en abril con la confirmación en el Senado de Gorsuch, su candidato para ocupar la vacante dejada en el Tribunal Supremo por la muerte inesperada en febrero de 2016 del juez Antonin Scalia.

Con la llegada de Gorsuch al Supremo, la máxima instancia judicial del país, se mantiene la tendencia conservadora que predomina desde 1972 y que existía con el fallecido Scalia, uno de los más tradicionales, ya que cinco de los magistrados que componen la corte han sido nombrados por presidentes republicanos y los otros cuatro por demócratas.

Por otro lado, Trump ha sufrido varios reveses judiciales desde su llegada a la Casa Blanca el pasado 20 de enero.

Las dos versiones del veto migratorio de Trump contra todos los refugiados y los ciudadanos de varios países de mayoría musulmana han sido bloqueadas en los tribunales, al igual que su orden destinada a negar fondos a las "ciudades santuario", aquellas que no colaboran con las autoridades federales para deportar a inmigrantes indocumentados.