Trump estudia decretar la inclusión de la pregunta sobre ciudadanía en censo

Por EFE viernes 5 de julio, 2019

EL NUEVO DIARIO, ESTADOS UNIDOS.- El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró este viernes que está valorando decretar a través de una orden ejecutiva la inclusión de la polémica pregunta sobre la ciudadanía en el censo de la población de EE.UU. de 2020.

“Estamos trabajando en muchas cosas, incluyendo una orden ejecutiva”, dijo Trump al ser preguntado por los periodistas en la Casa Blanca antes de partir hacia Bedminster (Nueva Jersey, EE.UU.) para pasar el fin de semana en uno de sus clubes de golf.

El mandatario aseguró que la idea de formular una orden ejecutiva para incluir la cuestión en el censo es “una de las cuatro o cinco maneras para hacerlo” que está considerando con el fiscal general de EE.UU., William Barr.

“También podríamos agregar una adición. Podríamos comenzar la impresión (de los formularios del censo) ahora y hacer un apéndice después de que tomemos una decisión”, argumentó.

El Departamento de Justicia señaló este viernes que “todavía” está buscando un camino para agregar la pregunta de ciudadanía al formulario del censo de 2020, de acuerdo con un documento presentado en un tribunal federal de Maryland al que accedieron medios locales.

Los abogados del Gobierno argumentaron que los Departamentos de Justicia y Comercio habían recibido “instrucciones para examinar si hay un camino a seguir” para la pregunta y que, en caso de encontrarlo, presentarían una moción ante el Tribunal Supremo para tratar de incluir la cuestión.

Estas declaraciones llegan dos días después de que Trump prometiera “seguir adelante” con sus planes de introducir una pregunta sobre la ciudadanía en el cuestionario del censo del próximo año.

La afirmación del presidente generó entonces confusión porque este martes, tanto el Departamento de Justicia como el de Comercio, del que depende el censo, anunciaron que comenzarían a imprimir los formularios para el censo sin la pregunta sobre ciudadanía, después de que el Tribunal Supremo fallase la semana pasada en contra de la intención del Gobierno de incluirla.

La máxima instancia de la Justicia del país falló en contra de la incorporación de esa pregunta al formulario del censo por considerar que el Gobierno no dio una razón adecuada para agregarla, pero dejó abierta la posibilidad a estudiar nuevos argumentos.

Esa decisión irritó enormemente a Trump, quien preguntó a sus abogados si era posible retrasar la realización del censo, un sondeo de la población que se lleva a cabo cada diez años y que se desarrolló por última vez en 2010.

La Casa Blanca sostenía que la pregunta es fundamental para entender mejor la composición de la población, pero la oposición y diversas organizaciones temían que intimidara a los inmigrantes indocumentados y provocara una disminución de la participación en esa encuesta masiva de la población.

Del censo depende el reparto de fondos federales, el trazado de los distritos electorales para la Cámara de Representantes de EE.UU. y la representación del Colegio Electoral, el cuerpo de compromisarios encargado de elegir al presidente.

En las últimas semanas salió a la luz un informe de un estratega del partido Republicano ya fallecido, Thomas Hofeller, que recomendaba incluir en el censo esa pregunta para así poder rediseñar los distritos electorales de manera más favorable a los intereses de la formación conservadora.

 

Anuncios