Trump condena ataque contra coptos en Egipto e insta a proteger a cristianos

Por EFE Viernes 26 de Mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, Washington.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, condenó este viernes el atentado ocurrido en Egipto, en el que fallecieron casi una treintena de cristianos coptos, y llamó a sus aliados y socios internacionales a “proteger y defender” a las “históricas comunidades cristianas en Oriente Medio”.

“Los terroristas están comprometidos con una guerra contra la civilización, y nos corresponde a todos los que valoramos la vida enfrentar y derrotar este mal”, apuntó el mandatario en un comunicado emitido por la Casa Blanca.

“Este despiadado ataque contra los cristianos en Egipto aflige nuestros corazones y nuestras almas. Dondequiera que se derrame sangre inocente, se inflige una herida a la humanidad”, agregó el multimillonario.

El presidente estadounidense reiteró que, pese al dolor, “este ataque también deja clara nuestra determinación de reunir a las naciones para el justo propósito de acabar con las malvadas organizaciones de terror y exponer su ideología depravada, torcida y matona”.

EEUU “también deja claro a sus amigos, aliados, y socios que las valiosas e históricas comunidades cristianas en Oriente Medio deben ser defendidas y protegidas. El derramamiento de sangre de los cristianos debe terminar, y todos los que ayudan a sus asesinos deben ser castigados”, reiteró.

Asimismo, Trump quiso lanzar un mensaje de apoyo al presidente egipcio, Abdelfatah Al Sisi, y a su pueblo, y alertar de los peligros que enfrenta “la civilización”.

“La civilización está en un precipicio, y si lo superamos o caemos será decidido por nuestra capacidad de unirnos para proteger todas las religiones, todas las confesiones y todas las vidas inocentes. No importa qué, Estados Unidos hará lo que debe para proteger a su gente”, concluyó.

Al Sisi acusó hoy al grupo Estado Islámico (EI) de perpetrar el ataque contra un autobús en el que 28 cristianos han perecido cuando se dirigían al monasterio de San Samuel, en la provincia de Minia, en el sur de Egipto.

En un discurso televisado, el mandatario prometió acabar con los yihadistas y aseguró que no dudará en atacar posiciones y campamentos donde se refugian los extremistas, tanto “en suelo egipcio como extranjero”, pese a que ningún grupo ha asumido aún la autoría del atentado. EFE