Trump asiste a un servicio religioso en una iglesia episcopal en Palm Beach

Por admin Domingo 16 de Abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, Miami (EE.UU).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, junto a su esposa, Melania, y dos de sus hijos asistieron hoy a un oficio religioso con motivo del domingo de Pascua en una iglesia episcopal en Palm Beach (Florida).

Un Trump de traje negro y corbata roja, junto a Melania, de inmaculado blanco, su hija Tifanny y su hijo Barron, llegaron poco antes de las 11 hora local (15.00 GMT) a la iglesia Bethesda-by-the-Sea, la misma en la que la pareja presidencial se casó en 2005 y en donde han celebrado otros festivos importantes.

Junto a la familia, que ha entrado a la iglesia de estilo gótico por una puerta lateral, también han estado los padres de Melania, según informa el pool de periodistas que acompaña al mandatario.

De acuerdo al diario Sun Sentinel, el presidente y su familia se sentaron en una banca cercana al altar y al lado del pasillo, lo que facilitó que algunos asistentes al oficio religioso lo saludaran y le dirigieran algunas palabras mientras hacían fila para la comunión, a pesar de la presencia de agentes del Servicio Secreto.

Las personas que acudieron a la misa debieron pasar por un detector de metales dispuesto en la entrada y luego, al interior de la iglesia, Trump mostró el pulgar hacia arriba a algunos de los asistentes.

Una calle que da a la iglesia fue cerrada al tránsito de vehículos desde tempranas horas, informó el diario, que publicó una foto del presidente saludando a observadores cerca Bethesda-by-the-Sea, que abrió sus puertas para la misa sobre las 10.30 hora local.

Sobre las 12.15 horas locales (16.15 GMT), poco antes de que concluya el servicio, Trump y su familia abandonaron la iglesia para dirigirse a la residencia y club social Mar-a-Lago, en Palm Beach, en donde se celebró un "brunch" y la tradicional recogida de huevos.

Hasta ahí acudieron también el hijo mayor del presidente, Eric, así como Donald Trump Jr. junto a sus familias, tal como informa el pool de periodistas, que da cuenta además de un variopinto muestrario de carros de lujo en el estacionamiento de la residencia y que se cree pertenecen a algunos invitados a la comida.

Sobre las 04.00 de la tarde (18.00 GMT), Donald Trump y Melania Trump llegaron al Aeropuerto Internacional de Palm Beach, previo paso del convoy que los transportaba por la Avenida Southern, en donde como es habitual se apostaron simpatizantes y opositores al presidente que saludaron a la comitiva con aplausos o abucheos, según el caso.

Minutos después, Trump y varios miembros de su familia despegaron a bordo de un avión del Air Force One con destino a Washington, en donde este lunes celebrarán en la Casa Blanca una tradicional recogida de huevos, el llamado "Easter Egg Roll", en la que Melania Trump será anfitriona de una centenaria tradición con participación de miles de niños.

Donald Trump, que aterrizó en el sur de Florida la tarde del jueves, culminó esta tarde su séptimo fin de semana en Mar-a-Lago, que es también un club social, desde que asumió la Presidencia de EE.UU. el pasado 20 de enero.

Como suele hacer cada domingo, en la mañana Trump mantuvo activa su cuenta de Twitter, en la que escribió sobre las marchas realizadas el sábado en varias ciudades del país para exigir que publique su declaración de impuestos, además de justificar no haber declarado a China manipulador de moneda, como prometió en campaña electoral, por su ayuda con "el problema norcoreano".

"¿Por qué llamaría yo a China manipulador de moneda cuando están trabajando con nosotros en el problema norcoreano? ¡Veremos lo que pasa!", escribió hoy Trump en su cuenta de Twitter.

El presidente también envió por medio de esta red social un mensaje de "¡feliz Pascua a todos!", pero no hizo ningún comentario sobre el lanzamiento fallido de un misil el sábado por parte de Corea del Norte.

Y aunque la Casa Blanca no ha informado de ninguna reunión con asesores, medios colombianos han dado cuenta de un encuentro que el mandatario ha sostuvo el viernes en su propiedad con los expresidentes colombianos Álvaro Uribe y Andrés Pastrana Arango.

El expresidente Pastrana (1998-2002) informó el sábado de la reunión a través de su cuenta de Twitter, en la que escribió: "Gracias a @POTUS @realDonaldTrump por la cordial y muy franca conversación sobre problemas y perspectivas de Colombia y la región".

Por su parte, la primera dama efectuó el viernes una imprevista parada de 45 minutos en un centro residencial de atención a menores afectados por casos de abuso y violencia doméstica en Lake Worth, al sur de Palm Beach, según reportan medios locales. EFE