Trump arremete contra líder republicano por criticar su plan sobre ciudadanía

Por EFE miércoles 31 de octubre, 2018

EL NUEVO DIARIO, WASHINGTON.- El presidente estadounidense, Donald Trump, arremetió hoy contra el líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes de EE.UU., Paul Ryan, quien criticó la intención del mandatario de poner fin al derecho a la ciudadanía por nacimiento para los hijos de ciertos inmigrantes.

“¡Paul Ryan debería estar centrado en retener la mayoría (republicana en la Cámara de Representantes) en lugar de dar sus opiniones sobre la Ciudadanía por Derecho de Nacimiento, algo de lo que no sabe nada!”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

“¡Nuestra nueva Mayoría Republicana trabajará en esto, en Cerrar las Lagunas Legales (del sistema) de Inmigración y en Asegurar la Frontera!”, agregó.

Ryan, quien abandonará en enero su cargo de líder republicano en la Cámara Baja, opinó ayer martes que los planes de Trump entrarían en contradicción con la Constitución estadounidense.

“No puedes acabar con el derecho a ciudadanía por nacimiento con una orden ejecutiva”, consideró el legislador durante una entrevista con una radio local de Kentucky.

Aunque Ryan está ya de salida del Congreso, el ataque de Trump evidencia de nuevo su disposición a denunciar a figuras de su propio partido, incluso en plena campaña para las elecciones legislativas del 6 de noviembre.

Los planes de Trump de emitir una orden ejecutiva para acabar con el derecho a la ciudadanía por nacimiento, con el fin de negársela a los hijos de los indocumentados y quizá de otros inmigrantes, ha suscitado numerosas críticas de la oposición, y algunos republicanos han opinado que esa decisión solo podría tomarla el Congreso.

Pero Trump insistió hoy en Twitter en que acabará “de una forma u otra” con el derecho a la ciudadanía por nacimiento, que “le cuesta al país miles de millones de dólares y es muy injusto para los ciudadanos” estadounidenses.

La decimocuarta enmienda de la Constitución, aprobada en 1868, establece que “todas las personas nacidas o naturalizadas en EE.UU., y sujetas a su jurisdicción, son ciudadanos de EE.UU. y del estado en el que residen”.

No obstante, Trump argumentó que las palabras “sujetas a su jurisdicción” podrían eximir de la protección de la enmienda a ciertos inmigrantes, y dijo que “muchos expertos legales están de acuerdo”.

“¡Este caso lo decidirá el Tribunal Supremo de Estados Unidos!”, subrayó Trump, al insinuar que su orden ejecutiva suscitaría muchas demandas por su presunta inconstitucionalidad, y que por tanto acabaría mediando en el caso la máxima instancia judicial del país, de mayoría conservadora.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar