Triunfo PRM le proporciona, además, dominio para integrar a las altas cortes y conformar otros órganos

Por Luis Brito martes 28 de julio, 2020

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El triunfo del Partido Revolucionario Moderno (PRM) en las pasadas elecciones, además de proporcionarle la Presidencia de la República, también le concede la facultad y la fuerza política para designar a los integrantes de las altas cortes y escoger a los miembros de otras instituciones cuyas membresías se originan desde el Congreso Nacional.

La mayoría obtenida en el Senado y la Cámara de Diputados por el partido opositor (hasta el 16 de agosto), le permitirán designar a los miembros de la Junta Central Electoral (JCE), la Cámara de Cuentas, el Defensor del Pueblo y los  jueces del Tribunal Constitucional (TC), la Suprema Corte de Justicia (SCJ) y el Tribunal Superior Electoral (TSE).

En el caso de las altas cortes, TC, SCJ y TSE, sus integrantes son escogidos a través del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), que para entonces será presidido por el presidente Luis Abinader, y por el dominio que tendrá el PRM en ambas cámaras legislativas el partido a instalarse el próximo 16 de agosto tendrá mayoría en ese organismo.

El enfoque lo hace el periodista Oscar López Reyes, en un artículo de opinión que publica en el periódico El Nuevo Diario, con el título “PEQUEÑEZ Y TRIUNFO EN PRIMERA VUELTA”, en el que analiza el triunfo del PRM y los componentes que le permitieron a esta organización ganar en la primera vuelta.

Destaca, además, que los pasados resultados electorales dejan solo a tres partidos como mayoritarios a los fines de la distribución de los aportes que hace el Estado a través de la JCE.

Se trata del PRM, que queda como primera fuerza política, seguido del  Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y la Fuerza del Pueblo (FP) en tercer lugar, entre los que será  distribuido el 80% de los recursos financieros, conforme la Ley 33-18 de partidos, agrupaciones y movimientos políticos.

El  restante 12% de los fondos quedará distribuido entre los partidos Revolucionario Dominicano (PRD) y Reformista Social Cristiano (PRSC).

El recuento del periodista López Reyes destaca la pérdida de la personería jurídica de 20 partidos, de 25 que participaron en la pasada contienda. A saber son: AlPaís, PDI y el PNVC;  DxC, FA, PHD, PRSD, ADP, PP, PUN, PQDC, FNP, PCR, MODA, PPC, UDC, PAL, PDP, BIS y PRI.

Ninguno de ellos pudo obtener por lo menos un 1% de los votos válidos emitidos, lo que según el artículo 75  de la referida Ley 33-18, perdieron su reconocimiento legal.

De los 32 senadores que se instalarán por cuatro años a partir del 16 de agosto, 19 son del  PRM  (que equivale al 59% de esa matrícula), y de los 190 diputados que registra la cámara baja 98 corresponden al partido desprendimiento del PRD, para un 51% del total de esos legisladores.

“El PLD acumuló un 32.97% y sus correligionarios un  4.46%, para un 37.46%, bajando de un primer a un segundo escalón en la escuadra del escrutinio nacional”, escribe López Reyes.

Sobre la Fuerza del Pueblo, del expresidente Leonel Fernández, resalta que tras obtener 233 mil 538 votos (5.69%), vino a colocarse en el tercer lugar del  espectro electoral nacional, desplazando al PRD y al PRSC, dos organizaciones que llegaron a disputarse en los tribunales dicha casilla.

En su análisis, el periodista y profesor de la carrera opina que los pasados comicios evidenciaron que “las cosas pequeñas se convierten en grandes, y que las de corta dimensión se vuelven populares”.