Tribunales condenan por abusos sexuales a tres hombres a solicitud fiscales

Por El Nuevo Diario sábado 13 de mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO, 13 may (EFE).- El Ministerio Público informó hoy que tribunales colegiados de Peravia y Santiago dictaron sentencias de 20, 10 y 5 años de prisión contra tres hombres hallados culpables de incurrir en delitos sexuales en perjuicio de varias menores de edad.

Los sentenciados son Persio Bidó, condenado a 20 años; Jovanny Francisco Rosario Santos (Yova Santos), a 10 años, en tanto que José Virgilio Castillo (Papito Celulares), fue condenado a 5 años de prisión, y al pago de diez salarios mínimos y las costas penales del proceso.

Las condenas fueron impuestas por el Tribunal Colegiado de Peravia y el Tercer Tribunal Colegiado de Santiago, los cuales basaron su decisión en la violación de varios artículos del Código Penal Dominicano y el Código para la Protección y los Derechos Fundamentales de los Niños, Niñas y Adolescentes (ley 136-03) en perjuicio de las menores, cuyos nombres se omiten para proteger su identidad.

En representación del Ministerio Público, la Unidad de Atención Integral a Víctimas de Violencia de Género, Intrafamiliar y Delitos Sexuales de Peravia, acusó a Persio Bidó de abusar sexualmente de una niña de siete años en el municipio de Baní.

De igual modo, la Procuraduría Fiscal de Santiago acusó a Jovanny Rosario de incurrir en los delitos de abuso sexual y psicológico en perjuicio de una menor, mientras que a José Castillo le atribuyó la comisión de delitos de explotación sexual de menores.

El expediente instrumentado contra Rosario establece que cometió el abuso contra la menor en el año 2015, luego que interceptara a la víctima cuando salía de un colmado del sector Cienfuegos.

En cuanto a Castillo se estableció que durante una labor de inteligencia realizada también en 2015, este cobraba por servicios sexuales de menores de edad.

Las labores de investigación de estos casos estuvieron a cargo de la Unidad de Atención a Víctimas de Violencia de Peravia y de la Unidad de Atención a Víctimas y el Departamento de Trata y Tráfico de Personas de la Procuraduría Fiscal de Santiago.