Tribunal confirma: Estado dominicano es dueño de 1,527 hectáreas más de tierras en El Sur

Por Carlos Luis Baron domingo 15 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Esta semana se ha confirmado una nueva sentencia del Tribunal de Tierras. Se declaró al Estado como único propietario de terrenos que estaban en disputa, en Enriquillo.

Este resultado ha sido posible fundamentalmente por dos motivos. El primero, la firme voluntad del gobierno de recuperar los bienes públicos. El segundo, es el seguimiento riguroso del equipo de abogados que defienden los intereses del Estado.

Serán parte del Plan de Desarrollo Turístico de Pedernales

En concreto, 1527 hectáreas de la provincia de Barahona han sido recuperadas de forma definitiva.

Dichos terrenos serán parte del Plan de Desarrollo Turístico de Pedernales. Esta iniciativa tiene como principal objetivo desarrollar Bahía de las Águilas y todo el sur profundo.

Después del anuncio del plan, la esperada revalorización de los terrenos llevó a que algunos intentaran registrarlos con certificados irregulares. Dichos títulos, sin embargo, han sido declarados inadmisibles.

Se llegó a esa conclusión tras un exhaustivo análisis jurídico realizado por el magistrado Juan Domingo Méndez Quezada.

Destino de inversiones para llevar bienestar a la gente del sur

El terreno declarado propiedad del Estado equivale a 24,292.82 tareas. Permanecerá bajo propiedad pública.

Además, será destino de las inversiones del Plan de Desarrollo Turístico. El propósito es llevar progreso y oportunidades de empleo a la población del sur del país.

Esfuerzo del Gobierno por recuperar patrimonio para el pueblo

Esta sentencia es un nuevo fruto del esfuerzo del gobierno por recuperar el patrimonio natural del país para el pueblo dominicano. La recuperación del patrimonio inmobiliario del Estado es llevada a cabo por el Ejecutivo junto a un grupo jurídico.

Uno de los logros más emblemáticos de ese trabajo fue el fallo de 2015. Esa sentencia declaró a los terrenos de Bahía de las Águilas como propiedad del Estado.