Trayectorias Literarias Dominicanas: Tulio Cordero

Por Ramón Saba jueves 24 de agosto, 2017

ARTÍCULOS ANTERIORES

Ramón Saba

Trayectorias Literarias Dominicanas

Ramón Saba Iván García Guerra

Nació en  San Juan de la Maguana, el 12 de octubre de 1955.

Poeta, músico, pintor, profesor y sacerdote católico de la Congregación de los Padres Paúles. Estudió Humanidades en Colombia y Teología en el Pontificio Seminario Santo Tomás de Aquino de República Dominicana. Es licenciado en Filosofía por la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra y licenciado en Teología de la Espiritualidad por el Teresianum de Roma, Italia. Ha sido profesor de Teología, párroco y misionero. Dirige en las Antillas, con sede en Puerto Rico, la congregación a la que pertenece. Cultor del Movimiento Interiorista. Fue co-fundador del Grupo literario Fernando Arturo de Meriño, Creador del Aída Cartagena Portalatín Juglares de la Academia, todos en Santo Domingo, además del Grupo Literario Francisco Matos Paoli, del Ateneo Insular en San Juan de Puerto Rico. Es Miembro Correspondiente de la Academia Dominicana de la Lengua y fue rector de la Oficina Superior de la Congregación de los Padres Paúles para el área del Caribe.

En su haber se registran los poemarios Latido cierto; Si el alba se tardara; La sed del junco; La noche, las hojas y el viento;  Tienda de la presencia e Hilo de fuego, esta última obra es una antología que recopila gran parte de su lírica poética salpicada potencialmente de ingredientes místicos, cuya línea escritural es un aporte fundamental al Movimiento Interiorista. Su obra aparece en reconocidas antologías dominicanas y extranjeras, tales como “Argentina en versos y prosas Abrazos del Sur: Memoria Literaria Puertorriqueña-Dominicana 2009, entre muchas más; así como en incontables revistas y periódicos de la región.

Ha dictado conferencias magistrales en la Universidad Católica de Puerto Rico; en el Museo de Ciencias Sociales en Pedro Sula de Honduras; en la ciudad de Quito, Ecuador; en FUNGLODE; en el Auditorio del Banco Central; en los encuentros del Ateneo Insular y en el Auditorio de la Universidad Autónoma de Santo Domingo en su natal San Juan de la Maguana, entre otros más.

Tulio Cordero tiene una obra densa y caudalosa en imágenes y símbolos deícticos de lo divino que lo refleja en el rocío, las cascadas, el viento, los cañaverales, la paloma y las espigas, en una visión de lo natural percibido como expresión de lo sobrenatural mediante el impacto emocional que el emisor de los versos humaniza en la theopoiesis, centro de su vocación creadora y núcleo de su vivencia espiritual.

Ha cosechado importantes reconocimientos a lo largo de su vida, por ejemplo en  comunidades como Jarabacoa y La Vega, en la Universidad Católica de Puerto Rico, en la Academia Dominicana de la Lengua y muchos otros espacios más; aunque nunca ha participado en concursos literarios, razón lógica por la que no ha sido premiado… de haberlo hecho, seguro que tendría unos cuantos galardones en su poder.

En la XIX Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2016, siendo yo Coordinador del Pabellón de Poesía, produje un recital poético titulado “Efluvios desde el alma” que tuvo como protagonistas a los poetas Tulio Cordero y Nitín Troncoso, y aquello fue espectacular… un divino derroche de lirismo que dejó satisfecho a todo el auditorio presente.

Como músico, Tulio Cordero es un brillante clarinetista; escucharle interpretando la canción “Bésame mucho”, de la exquisita compositora y pianista mexicana Consuelo Velázquez, es un homenaje al alma, capaz de erizar los pelos del oyente más insensible.

El narrador Luis Martín Gómez considera que Tulio Cordero tiene fama de poeta místico. Sus poemarios Latido cierto, Si el alba se tardara y La sed del junco, son cuentas luminosas de un rosario de esta estética.  Sin embargo, en sus obras siempre se cuela, quizás imponiendo la rebeldía que la realidad reclama, algún poema social, como “Niño de Zagreb”, uno de mis favoritos, y “Boni Boni”, homenaje al pregón del carbonero del ensanche Ozama que Tulio escuchaba mientras leía filosofía en su solitario cubículo del seminario, y yo, unas cuadras más abajo, mientras “magreaba a una muchacha”.

La profesora experta en lenguas modernas Roxanna Amaro asegura que Leer la poesía de Tulio Cordero es, en cierto modo, acercarse a la Caridad, al Gozo y a la Paz, porque al hacerlo se experimenta un deleite especial, una complacencia que sólo pueden vivenciar quienes se dejen acompañar por este exquisito poeta hacia un mundo profundo, donde la sensorialidad se confabula con los elementos de la naturaleza invitando a la contemplación y al disfrute jubiloso del mundo exterior para, de esta manera, avistar el umbral interior.

El poeta José Mármol señala que la poesía de Tulio Cordero es una poesía de síntesis expresiva, de síntesis conceptual, en términos filosóficos y teológicos, de síntesis en la morfología del verso, una poesía que va de la mano, aunque no a merced, de la mística y ascética de la poesía española del Siglo de Oro.

Finalmente, el ensayista y Director de la Academia Dominicana de la Lengua, Bruno Rosario Candelier, afirma que Tulio Cordero es quien ha logrado la más pura y luminosa lírica mística. Este valioso creador dominicano aúna, a su estado sacerdotal, su condición de místico y su vocación de poeta, triple don que enaltece su persona. Su formación teológica, su dotación espiritual y su sensibilidad estética reflejan su humanismo trascendente con una entrañable ternura empática. Sus libros de poesía confirman esa trayectoria lírica, espiritual y estética”.

Concluyo esta entrega de TRAYECTORIAS LITERARIAS DOMINICANAS con un poema de Tulio Cordero:

 

Hilo de fuego

 

Hilo de fuego es
el abismo
que tus pies danzan.

Una cigarra muda
liba el rocío
de estas lágrimas.

Espesuras sin límites,
tus ojos
que me prestas.

Mis manos ya olvidaron
el arte que lastima.
Por eso
tiemblan sobre el rocío
Y bailan entre cayenas.

Sobre un hilo de abismo,
y el viento a las espaldas,
el agua es fuego
y el cielo espada.

Pero yo no sé ya
ni mentir ni herir.

Y eso me basta.

 

Apple Store Google Play
Continuar