Trayectorias Literarias Dominicanas: Rossalinna Benjamín

Por Ramón Saba Jueves 9 de Febrero, 2017

ARTÍCULOS ANTERIORES

Ramón Saba

Trayectorias Literarias Dominicanas

Ramón Saba Trayectorias Literarias Dominicanas: Joaquín Balaguer

Nació en Miches el 23 de febrero de 1979. Su nombre completo es Rossalinna Beatriz Benjamín Álvarez.

Poeta, narradora, ensayista, escritora infantil-juvenil y fusionista experimental de géneros literarios. Estudio Pedagogía, Mención Letras, en la Universidad Dominicana O&M. Es especialista en Cultura y Lengua Española, egresada de la Universidad Internacional Iberoamericana (UNINI). Es una asidua participante a todo tipo de actividades culturales, especialmente a las ligadas con la literatura, como por ejemplo Semana Cultural Artemiches, Tertulia Jueves de la República,

Poetas de la Era, Festival de Poesía en la Montaña, Feria Internacional del Libro de Santo Domingo, Congreso del Español Dominicano, Congreso de Historia de Las Américas, Tertulia Filosófica de La Academia de Ciencias de Santo Domingo, Programa de Animación Sociocultural de la Vicepresidencia de la República, Feria del Libro Dominicano en Nueva York, America’s Poetry Festival in New York, Feria Hispana del Libro en New Jersey, Festival de Las Artes Solo para locos en New York y Latin American Cultural Heritage (LACUHE) en New York, entre muchas más.

Rossalinna Benjamín ha sido miembro de reconocidos espacios literarios, tales como el Taller Literario César Vallejo, Movimiento Interiorista del Ateneo Insular, Círculo Literario El Viento Frío y el Taller Literario Julio Cortázar, entre otros, compartiendo espacio con noveles y consagrados artistas de la palabra.

Su haber bibliográfico está formado por los títulos Manual para asesinar narcisos, La Ovejita (Ebook) y Diario del desapego. Su obra ha sido recogida en importantes antologías, tanto nacionales como internacionales, entre ellas Antología Poetas de la Era; Antología A la Garata con puño, de México; Antología Escritores Siglo XXI, de España; Antología Poesía Amorosa y Social de la República Dominicana; Antología de la Isla, poetas haitianos y dominicanos; Antología Premio Mundial Nosside 2014; Antología Premio Mundial Nosside 2015 y Multilingual Anthology, The Americas Poetry Festival of New York. Además de aparecer en revistas de gran relieve en el campo de las letras, tales como Vetas, Ping-Pong, Alcándara de Poesía (West Virginia, Estados Unidos de América), Punto de partida (México) y Trazos, en New York.

A pesar de su corta edad, ya Rossalinna Benjamín ha sabido saborear importantes reconocimientos y premios, entre los que podemos mencionar haber obtenido Mención honorífica Categoría Universitaria en el Concurso Nacional de Talleres Literarios Santo Domingo 2008, Premio Nacional de Poesía Joven Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2011, Mención Particular Premio Mundial de Poesia Nosside Italia 2014 y Mención Premio Mundial de Poesia Nosside Italia 2015.

Conocí a Rossalinna en un recital poético que ofreciera el Círculo Literario Viento Frío hace algunos años y quedé altamente impresionado cuando la escuché leer su Contracanto a René del Risco Bermúdez. De ahí en adelante, empecé a seguirle los pasos muy de cerca y a invitarla a todas las actividades poéticas que yo organizaba, pues estimaba, y estimo, que es una de las jóvenes voces poéticas dominicanas con mayores posibilidades de trascendencia.

La poeta Farah Hallal cuenta que en la primera conversación que sostuvieron, le pareció una persona centrada en sus ruidos interiores, cosa que comprobó leyendo su poesía aún inédita. Con una aparente fijación por la inutilidad de una vida sin propósito, su primer libro ha tintineado en el medio cultural como lo hace toda buena noticia. Su poemario Manual para asesinar narcisos, merecedor del Premio Nacional de Poesía Joven, Feria Internacional del Libro 2011, nos narra la crónica dolorosa de su visión del mundo. Una visión a todas luces violenta que, en cada poema, nos invita a poner nuestra “barba en remojo”. Con una propuesta creativa, coherente y sostenida a lo largo del libro, ella nos indica los procedimientos que debemos tomar en cuenta para alcanzar la gloria de la perdición.

El poeta José Ángel Bratini estima que sus versos y oraciones larguísimas contienen uno de los universos más representativos de la poesía actual; llenos de rabietas irónicas, escapistas, y conceptuales forman una hilera de símbolos novedosos y renovados. El ritmo es siempre limpio y ascendente hacia uno de los alientos épicos más sutiles y brillantes vistos hasta ahora en nuestra dominicana poesía. La construcción, inteligente, cada imagen, cada recurso inesperado, original. Sus textos son como pasillos, el laberinto de la línea recta, te llevarán donde deseen, el fin es que tomen vida y actúen por cuenta propia. Así la transformación, el misterio, son inevitables.

La poeta Elsa Báez considera que Rossalinna Benjamín es una de las mejores poetas contemporáneas dominicanas; en su obra podemos percibir que cada poema es tallado de manera cuidadosa, con un lenguaje fresco y único, haciendo que cada verso cale en lo más profundo de nuestro ser y que al finalizar cada texto, nos motive a seguir apegados a sus escritos.

Finalmente, el escritor Federico Joviné Bermúdez era de opinión que Rossalinna Benjamín ha logrado crearnos un país, conquistar un universo y generar en nuestros corazones un nuevo concepto de amor y de fe por la poesía, porque esta joven mujer ha decidido abrir puertas y caminos a la justa expresión de su equilibrado pensamiento poético, dejando implícito en cada uno de sus lectores (entre los cuales regocijadamente se encontraba él) la madurez de su intelecto, la pasión por escribir y la elevada calidad de su expresión poética.

Concluyo esta entrega de TRAYECTORIAS LITERARIAS DOMINICANAS con un poema de Rossalinna Benjamín:

 

Escenario

 

Al mismo tiempo que la rabia

te da una mordida estratégica en el último esfínter,

el dolor te introduce su lengua salada en los oídos,

cada cual más pavorosamente seductor

y tú pierdes la capacidad de decidir,

porque una niña rota se acurruca en el lugar

donde debería estar el rayo que mueve tu índice hacia el frente.

 

No quedan más que dudas en harapos,

suspiros chamuscados esparcidos por la estancia,

manos muertas sobre el teclado,

señales de STOP enmarañadas

entre el deseo descompuesto y la frescura del hastío.

 

El ¡aaaaahhhh!! repetido

por cada hilo estrangulado,

mientras te cosen y tallan y tejen y te

reinventan,

infinitamente desfigurada,

en los vestidos ajenos al papel que hoy ensaya tu osamenta,

revolcándose en la alfombra

y el telón que nunca cierra.

 

Viene bien el auditorio de repente desierto,

la furia arrancándote hasta el cuero cabelludo,

el azul del llanto, que se atasca

apenas a un abrazo del borde de los ojos.

 

Viene bien el frío,

la despensa con su rastro de avena y cucarachas,

el reloj extraviado,

el lecho amargo de esta noche sin Prozac,

si tocan a la puerta…