Trayectorias Literarias Dominicanas: René Rodríguez Soriano

Por Ramón Saba

Nació en Constanza el 22 de septiembre de 1950 y falleció el 31 de marzo de 2020 en Houston, Estados Unidos de Norteamérica, donde residía desde 1998, afectado por problemas respiratorios a causa de la pandemia de coronavirus que afecta al mundo. En su juventud jugó baloncesto, lo que no le resultaba difícil por su alta estatura.

Por Ramón Saba

El próximo miércoles 30 de los corrientes le estaremos dedicando un homenaje a su memoria, en ocasión del aniversario de su sentido fallecimiento, en la Sala Aída Cartagena Portalatín de la Biblioteca Nacional Pedro Henríquez Ureña desde las 6 de la tarde, acto que estará encabezado por su viuda, la querida amiga Carmen Polanco Morales y sus hijos. El comité organizador de la actividad presentará un emotivo programa que incluye lectura de algunos de sus cuentos, poemas, canciones, anuncios publicitarios, vídeos y se disertará brevemente sobre cada especialidad en la que él hizo carrera, además de una exposición de sus obras, entre otros temas; dicho comité está integrado por los escritores Rafael Peralta Romero (director general de la Biblioteca Nacional), Raúl Bartolomé, Denis Mota, Juan Freddy Armando, Tomás Castro Burdiez, Wilfredo Rijo y quien suscribe, que además fungiré de maestro de ceremonias.

Poeta, narrador, ensayista, editor y publicitario, René Rodríguez-Soriano se graduó de licenciado en Comunicación Social. Se desempeñó como publicista y académico universitario en el área de la comunicación durante dos décadas. Formó parte del grupo literario “… Y Punto”, el cual nucleó a la mayoría de los escritores de la denominada Generación de los 70, en la cual se encuentran los escritores Juan Freddy Armando, Raúl Bartolomé, Pedro Pablo Fernández, Diómedes Núñez Polanco, Denis Mota, Tomas Castro Burdiez, Elpido Guillén Peña, Cayo Claudio Espinal y Aquiles Julián entre otros. Trabajó como director creativo en diferentes agencias publicitarias como Extensa Publicidad, Young and Rubicam Damaris y en la suya propia: Módulo. René Rodríguez-Soriano fue fundador y coordinador de la revista digital Media Isla, desde donde desarrollaba una intensa labor de difusión y promoción de la literatura latinoamericana. En una ocasión escribió un artículo donde sustentaba la tesis de que los denominados Creativos Publicitarios no debían llamarse como tales sino como Comunicadores de Marketing, debido a que estos ejercen una labor mercadológica ligada directamente con la comunicación cuyo objetivo es la divulgación de una idea comercial… teoría que comparto plenamente.

Libros publicados por René Rodríguez Soriano (tanto de novela, cuentos y poesía): Apunte a Lápiz; Sólo de vez en cuando; Queda la música; La radio y otros boleros; Su nombre Julia; El diablo sabe por diablo; Canciones rosa para una niña gris metal,; Muestra gratis; Blasfemia angelical; Salvo el insomnio; Y así llegaste tú; Probablemente
es virgen todavía; Todos los juegos el juego; Textos destetados a destiempo; Tizne de nubes; Raíces; No les guardo rencor, papá; Nosotros mismos somos
(en colaboración con Pedro Pablo Fernández, Raúl Bartolomé y Aquiles Julián; práctica normal en este escritor porque también ha publicado en combinación con Ramón Tejada Holguín y Plinio Chahín Rodríguez) y Sólo de flauta, entre otros.

René Rodríguez-Soriano fue merecedor de varios premios en los certámenes literarios nacionales e internacionales, entre ellos el del concurso de cuentos de Casa de Teatro (1996), el Premio Nacional de Cuentos José Ramón López (1997), el Premio de la Universidad Central del Este de Novela (2007), el Premio UCE de Poesía (2008) y el Talent Seekers International Award (2009).

Hablando de si mismo, René Rodríguez Soriano expresaba que escribía para espantar dinosaurios y otras sierpes de bífidas ponzoñas, para lavarse del tedio, la envidia y la desidia.

El escritor Manuel Mora Serrano considera que René no es uno de esos poetas que tienen una sola nota en su lira, sino que, su abanico de influencias y de temáticas es bien amplio.

Su gran amiga, la escritora y poeta Martha Rivera-Garrido afirma que René fue sin dudas el mejor cuentista dominicano, después de Juan Bosch, y un gran narrador en el sentido extenso del género.

Finalmente, el escritor Pedro Camilo informa ser admirador de René Rodríguez Soriano desde hace muchos años, cuando dio el salto (Pedro) de la medicina a la narrativa en el año 1980.

Yo por mi parte, disfruté de ese gran amigo desde que compartíamos el ambiente publicitario y cuando nos reuníamos, con un selecto grupo de creativos, a debatir sobre las campañas publicitarias del momento en el desaparecido restaurante Rally II, donde participaban colegas Juan Freddy Armando, Freddy Ortiz, la colombiana Constanza Colmenares, Galván y Raúl Bartolomé entre otros; y al final del camino, cuando venía a Santo Domingo, en la residencia de su carnal el poeta y publicitario Raúl Bartolomé.

Concluyo esta entrega de TRAYECTORIAS LITERARIAS DOMINICANAS con un hermoso poema de René Rodríguez Soriano:

 

Ícaro cabalagando

 

Vengo de ver tu voz tatuada

por mis besos

de oír la luz que posa en la ventana

de tus ojos

soy y no soy jinete de tus sueños

aferrado a la silueta

dulce y cálida de tu aliento

dueño del mundo

timón alado

cuando me nombras

por mi nombre

y remontas vuelo

viajera golondrina.

Por Ramón Saba

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar